Familiares de víctimas de balaceras le exigen a Biden en su visita a NYC sacar las armas de las calles

La madre puertorriqueña de la joven de 19 años asesinada en un atraco en East Harlem exhortó públicamente al Presidente a actuar "rápido" contra la violencia armada

Kristal Bayron Nieves: asesinada mientras laboraba en un "Burger King" en NYC.
Kristal Bayron Nieves: asesinada mientras laboraba en un "Burger King" en NYC.
Foto: Familia Bayron-Nieves / GoFundMe / Cortesía

Solo este miércoles, en un lapso de 24 horas, se confirmó que otro policía fue baleado en Queens, un joven de 24 años fue asesinado a tiros al frente del Teatro Apollo de Harlem y el rapero Tdott Woo recibió un disparo mortal frente a su casa en Brooklyn. Este es un claro reflejo de la ‘pandemia de la pólvora’ que se vive en las calles de la ciudad de Nueva York, y con la cual será recibido este jueves al presidente Joe Biden en su visita a la Gran Manzana.

La estrepitosa escalada de tiroteos alcanzó un 75% de más hechos con detonaciones en la ciudad de Nueva York solamente la semana pasada, si se compara con el mismo periodo en 2021.

El dramático asesinato de dos policías de origen dominicano, hace dos semanas, hizo dirigir la mirada de la Casa Blanca hacia la Gran Manzana. Y en su visita de este jueves, el presidente Biden tiene en su agenda hacer una parada en el comando central del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) en el Bajo Manhattan, para poner sobre la mesa con las autoridades municipales medidas urgentes en contra de la presencia de armas ilegales en las calles.

“Señor Presidente: ¡Apúrese!”

Los detalles de la visita presidencial, que incluirá una reunión con el alcalde Eric Adams, no se habían confirmado en un ciento por ciento. Aunque en el medio del complicado ‘paisaje’ de disparos y sangre, ya víctimas directas de la violencia con armas se adelantaron este miércoles a enviar mensajes al mandatario.

Este es el caso de la madre de la cajera de Burger King asesinada también en Harlem, el pasado 8 de enero, quien envió un clamor desesperado ante medios locales: “Señor Presidente, apúrese en solucionar la crisis criminal de la ciudad”.

Esta fue la expresión de la puertorriqueña Kristie Nieves, de 36 años, quien huyó de la isla tras la devastación causada por el huracán María y ahora está transitando desde principios de enero el vía crucis del asesinato de su hija de 19 años Kristal Bayron-Nieves, cuya vida fue cegada de un balazo en el estómago propinado por un atracador. 

“Quiero decirle al Presidente que esto es lo que le pasó a mi hija. Esto no debería pasarle a cualquier otro niño. Necesitamos cambiar muchas leyes, necesitamos más policías, sacar las armas de las calles. ¡Hay tanto crimen!”, dijo la madre.

Sobre este asesinato, fuentes oficiales del NYPD reportaron que Winston Glynn, un desamparado con cuatro antecedentes criminales, le disparó a Kristal durante su turno nocturno, en un intento de atraco en un restaurante de la cadena de hamburguesas en la calle 116 de East Harlem. 

El presunto autor material del atraco y el asesinato, fue capturado y espera por juicio el próximo 14 de febrero. Trascendió que semanas atrás había sido detenido y liberado sin pago de fianza, tras amenazar a otro sujeto con un destornillador, por ser considerado un delito menor. 

El presidente Biden visitará la ciudad marcada por una estela de crímenes que han movido la fibra de los neoyorquinos. (Foto: AFP)

“Hay un problema de delincuencia”

Este miércoles, la madre de la joven asesinada habló de alguna manera en nombre de las víctimas de la violencia en la ciudad, al lado de su abogado Sanford Rubenstein. 

“Esta persona me quitó también la vida. No quiero que vuelva a salir de la cárcel. Tal vez mi hija no sea la primera que muere de esta manera. Pero quiero que sea la última. Yo nunca pensé que estas cosas podrían ocurrir en este país”, dijo Nieves, tras dirigirse directamente al presidente Biden, exigiendo acciones claras en la lucha contra las armas. 

Además, la afligida madre confesó “sentirse ofendida” tras un comentario de la Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en el que restó importancia a las preocupaciones sobre el crimen en las principales ciudades como Nueva York, lo cual calificó como un “universo paralelo”.

“Sé que hay un problema de delincuencia en la ciudad, porque mi hija fue asesinada”, replicó Nieves.

El deceso de Kristal, quien quería ser modelo y empezaba a trabajar para ayudar a su madre a pagar las cuentas, fue el primer suceso sangriento con saldo fatal que puso en foco en este 2022 el debate sobre las causas de la violencia criminal en las calles. Aunque, lamentablemente, no ha sido el único en apena solo un mes que ha transcurrido del año nuevo.

El 18 de enero, una bebé de 11 meses recibió un disparo en la cara por una bala perdida, mientras estaba sentada en un automóvil con su madre en El Bronx, en la avenida Valentine y la calle 198 este. Después vino la emboscada contra los dos oficiales hispanos del NYPD, lo cual se unió a toda una secuencia fatal que ha dejado el saldo de más de 28 personas asesinadas solamente en enero.

Familiares de las víctimas mortales coinciden en una petición: mano firme contra los criminales y más soporte a los uniformados. (Foto: F: Martínez)

Visita en medio de una estela de dolor

El primer mandatario del país viene a la Gran Manzana precisamente cuando apenas terminan los masivos funerales de los dos jóvenes policías Wilbert Mora y Jason Rivera, que estuvieron marcados por discursos muy claros de sus dolientes, exigiendo igualmente “mano firme” contra la criminalidad y más apoyo a la institución policial.

“Me encanta el hecho de que el Presidente venga aquí. Me reuní con él después de la campaña, hablamos y nos conectamos”, destacó el alcalde Adams, quien en los primeros días de su gestión ha puesto un plan integral de lucha contra las armas de fuego, con el respaldo de la gobernadora Kathy Hochul.

Ese plan implica asociaciones de inteligencia con estados vecinos para poner un muro al ingreso de armas ilegales a las calles de Nueva York, el regreso de las Unidades Anticrimen a los sectores más agobiados por la violencia, inversión en programas de prevención y exigir revisiones a la polémica Ley de Reforma de las Fianzas.

Pero si bien enero dejó en la Gran Manzana una profunda cicatriz, con asesinatos que han removido las fibras de sus residentes, algunas estadísticas sugieren que todavía se mantiene incluso por debajo de los mismos registros de incidencias de hace una década: Estos 28 asesinatos en enero, son uno menos que el promedio de este mes invernal, si se contrasta con los registrados en el mismo mes en los 10 años anteriores.

De hecho, el Alcalde ha puesto en relieve en estos primeros agobiados días de su gestión, que no solo está luchando contra la certeza de una ola de tiroteos, sino contra la “percepción de violencia” que agobia a los neoyorquinos.

¿Qué se sabe de la visita del presidente Biden a NY?

  • De acuerdo con versiones extraoficiales, y la confirmación por parte de una fuente de la Policía a El Diario, el Presidente acudirá a la sede de la Uniformada en el Bajo Manhattan al mediodía para hablar sobre el aumento de la violencia armada.
  • Medio locales reportaron que los oficiales recibieron un mensaje en el cual se le informó que un “VIP” (persona muy importante) vendría al comando central de NYPD, conocido como One Police Plaza este jueves.
  • El mismo mandatario había anunciado su visita a la ciudad de Nueva York la semana pasada, tras el asesinato de los dos agentes dominicanos en Harlem.
  • Se espera que el Presidente se reúna con el alcalde Eric Adams para discutir una estrategia integral para combatir los delitos con armas de fuego.
  • La última vez que un presidente en ejercicio visitó la sede policial fue en el 2011, cuando Barack Obama se detuvo para elogiar a la fuerza policial por sus esfuerzos en la lucha contra el terrorismo.
  • Bajo la presidencia de Donald Trump, el vicepresidente Mike Pence visitó la sede de la policía en 2019 a raíz de los ataques con baldes de agua para levantar la moral entre las filas.

Una ‘fotografía’ general:

  • 5.5 asesinatos por cada 100,000 personas el año pasado en NYC, más bajo que las seis ciudades más pobladas del país, según muestran los datos cruzados de criminalidad del FBI y NYPD. También más baja que un otras ciudades más pequeñas como Jacksonville en Florida; Fort Worth en Texas y Tulsa en Oklahoma.
  • 488 asesinatos en la Gran Manzana se reportaron el año pasado, muy por encima del mínimo histórico de 292 en 2017, pero muy lejos de principios de la década de 1990, cuando la ciudad promediaba más de 2,000 asesinatos al año.
  • 38% de aumento en todas las categorías criminales en lo que va de año en contraste con el año 2010.
  • 14% un incremento de las balaceras en este mismo periodo de tiempo, si se compara con hace 10 años.