Vendió sus óvulos para pagar deuda universitaria; logró reunir $50,000

Una mujer de Nueva York arrastraba una deuda universitaria de $24,000 que ni con 3 trabajos podía liquidar, hasta que alguien le presentó la opción de donar sus óvulos, pese a los riesgos que esto conlleva

La estudiante se sometió a 5 donaciones de óvulos para lograr obtener el dinero necesario para saldar su deuda universitaria.
La estudiante se sometió a 5 donaciones de óvulos para lograr obtener el dinero necesario para saldar su deuda universitaria.
Foto: Shutterstock

Nunca antes la educación había sido tan cara, así lo demuestra una estadística dada a conocer a finales de 2021 por el Centro de Protección de Prestatarios Estudiantiles, asegurando que hasta ese momento, la deuda de los préstamos estudiantiles en Estados Unidos ascendía a $1,8 billones de dólares.

Esto provoca que la realidad de los estudiantes universitarios resulte muy complicada, ya que además de estar concentrados en tener un buen rendimiento académico, deben tener sus matrículas y mensualidades al día, sobre todo cuando se están en instituciones que no son gratuitas.

Dicha situación puede llevar a los jóvenes a trabajar al mismo tiempo en el que estudian o buscar ayuda en sus padres para un sustento económico… o igual recurren a otros medios para obtener los recursos económicos que tanto necesitan.

Kassandra Jones, es una joven de 28 años de Nueva York, la cual deseaba cursar una maestría pero no contaba con el dinero necesario para ello, ya que desde hacía tiempo no vivía con sus padres y por ende, no contaba con su apoyo económico.

Según informó Mirror, lo primero que intentó fue buscar una beca; sin embargo, no logró hacerse de alguna, por lo que tuvo que pensar en otro camino, menos ortodoxo, para tener el dinero que necesitaba.

Alguien le comentó a Kassandra que podía vender sus óvulos a una institución que se dedica a realizar fecundaciones in vitro, los cuales podrían pagarle una importante suma de dinero.

La deuda universitaria de la mujer ascendía a $24,000 dólares, la cual no podía liquidar a pesar de tener 3 trabajos. Esto la motivó a participar en 5 rondas de donación de óvulos, lo que le permitió hacerse de $50,000 dólares, mismos que usó para poder hacer su Maestría en Nutrición.

“Escuchar esa cifra de dinero en voz alta me deja casi sin aliento. Realmente no tenía otra opción. Desearía que no fuera solo para mi matrícula. Desearía que ese dinero fuera para el pago inicial de una casa o para poner en marcha mi propio negocio”, explicó la joven.

A pesar de los riesgos que esto podría provocar en la salud, además de una posible infertilidad, la joven explicó que actuó por “desesperación” y que se sentía “abrumada” en algún punto de su vida.

“Todo el proceso en sí requirió mucho trabajo. Tuve que aprender a ponerme inyecciones… Había mucha presión e hinchazón en la parte inferior de mi abdomen, dolor por calambres que me dificultaba caminar, pararme, sentarme o reír”, contó.

Muchas personas de su círculo cercano criticaron su decisión, pero ella se defiende de que hay desprotección en los jóvenes con respecto a las deudas y que no existen opciones para pagarlas.

“La gente de mi edad lo entiende. Comprenden completamente la situación y están igualmente enojados por cómo nuestro sistema educativo y el gobierno nos han fallado. Las generaciones mayores no tienen idea de cómo se siente esto con las nuevas circunstancias que tenemos que soportar”, sentenció.

Te puede interesar:

* Biden podría perdonar deudas estudiantiles a quienes ganan menos de $125,000 dólares
* 5 tipos de personas que no pueden depender de los beneficios del Seguro Social
* Salarios de hasta $100,000 ya no alcanzan para lograr “el sueño americano”