Jumbo Kingdom, el icónico restaurante flotante más grande del mundo en Hong Kong es remolcado

Se despide el restaurante flotante más grande del mundo, el icónico Jumbo Kingdom que por más de cuarenta años fue una atracción turística de Hong Kong que no logró sobrevivir a la pandemia

El restaurante flotante Jumbo tenía una historia de más de 40 años en Hong Kong, era una atracción turística y destino gastronómico.
El restaurante flotante Jumbo tenía una historia de más de 40 años en Hong Kong, era una atracción turística y destino gastronómico.
Foto: Shutterstock

El icónico restaurante Jumbo Kingdom de Hong Kong fue una víctima de COVID-19. Después de 44 años de servir al público, el restaurante flotante más grande del mundo suspendió sus servicios desde 2020 y nunca volvió a abrir. Recién fue remolcado a una ubicación no revelada.

Fue a principios de marzo de 2020 cuando el restaurante anunciaba en redes sociales que suspendería sus servicios. “Debido al impacto de la situación actual, Jumbo Kingdom suspenderá sus servicios desde el 3 de marzo hasta nuevo aviso”, puede leerse en el mensaje compartido hace más de dos años.

Esta semana, remolcadores llegaron al puerto de Aberdeen Typhoon Shelter de Hong Kong para llevarse al Jumbo Kingdom a un lugar aún no identificado.

De acuerdo con CNN, los lugareños se reunieron a lo largo del paseo marítimo para dar el último adiós al restaurante flotante.

El Jumbo Kingdom fue construido para parecerse a un palacio chino, inaugurado en 1976 por el magnate multimillonario del juego Stanley Ho. Apareció en varias películas como “The Man with the Golden Gun” y “Contagion”.

El gran restaurante flotante tenía capacidad para alrededor de 2300 comensales cuando estaba a plena capacidad. Se convirtió en un destino gastronómico para los invitados importantes de Hong Kong, desde la realeza como la reina Isabel II hasta actores como Tom Cruise.

El Jumbo Kingdom recibió más de 30 millones de invitados en sus poco más de cuatro décadas de servicio, según Associated Press.

Food and Wine explica que desde que cerró a principios de 2020, el restaurante acumuló un estimado 12.7 millones de dólares en costos de operación y mantenimiento. La empresa propietaria carecía de fondos para mantenerlo luego del cierre por la pandemia.

La compañía propietaria se acercó a otras empresas y organizaciones, pero no pudo encontrar un nuevo propietario para el restaurante, debido al costo de mantenerlo a flote. Sin especificar a dónde, sería llevado a un sitio de menor costo donde aún se podría realizar el mantenimiento.

Las personas que se reunieron para despedir al restaurante al que consideraban un símbolo para Hong Kong, manifestaron que para quienes viven esa zona se experimentaría una sensación de pérdida.

Te puede interesar:
El chef José Andrés abre un restaurante en ex hotel de Trump en la antigua oficina de correos de DC
Cuál es el menú de restaurantes que reabren en Rusia en lugar de McDonald’s
5 restaurantes con estrellas Michelin menos costosos en Estados Unidos