Millonaria sentenciada Ghislaine Maxwell pidió perdón a sus víctimas: cómplice de pedófilo suicida Jeffrey Epstein en Nueva York

“Es el mayor arrepentimiento de mi vida haber conocido a Jeffrey Epstein”, dijo en la corte la millonaria Ghislaine Maxwell, minutos antes de ser sentenciada a 20 años de prisión por permitir el abuso en serie de mujeres menores de edad

Ghislaine Maxwell durante sus días de gloria en 2008.
Ghislaine Maxwell durante sus días de gloria en 2008.
Foto: Andrew H. Walker / Getty Images

“Es el mayor arrepentimiento de mi vida haber conocido a Jeffrey Epstein”, dijo ayer en la corte la millonaria Ghislaine Maxwell, minutos antes de ser sentenciada a 20 años de prisión por permitir el abuso en serie de mujeres menores de edad durante una década.

Y agregó que Epstein “debería haber estado aquí ante todos ustedes”, en referencia a que su amigo íntimo millonario se suicidó en la cárcel a la espera de juicio en Manhattan en agosto de 2019, mientras ella permanecía prófuga, hasta ser detenida en julio de 2020.

Pero “Hoy no se trata de Epstein. Depende de mí ser sentenciada en última instancia”, agregó ayer la ex socialité de 60 años con triple nacionalidad británica, francesa y estadounidense, vinculada a Bill Clinton, Donald Trump, el príncipe Andrew y otros hombres poderosos que volaban en los aviones privados de Epstein.

“A todas las víctimas que acudieron a la corte y a los que están afuera, lamento el dolor que experimentaron”

Ghislaine Maxwell

“A ustedes, a ustedes, a todas las víctimas que acudieron a la corte y a los que están afuera, lamento el dolor que experimentaron”, dijo Maxwell. “Espero que mi condena y el duro encarcelamiento les lleven a un cierre”.

Maxwell habló ayer en la corte federal de Manhattan, enfrentó a sus víctimas y admitió que era “culpable de ayudar” a Epstein a cometer los crímenes, antes de que la jueza Alison Nathan la condenara a 20 años tras las rejas por ayudarlo a preparar a menores de edad para abusar sexualmente de ellas. A Maxwell, ex novia de Epstein, también se le ordenó pagar una multa de $750,000 dólares.

Las acusadoras esperaban una condena mayor para Maxwell, quien también se disculpó con sus seres queridos por causarles dolor, diciendo que eso la “tortura” todos los días. “Es mi más sincero deseo para todos los que están en esta sala del tribunal y todos los que están fuera de la sala del tribunal que este día ponga fin a un capítulo terrible”, dijo. “A aquellos de quienes hablaron aquí hoy y a quienes no lo hicieron, que este día los ayude a viajar de la oscuridad a la luz”.

El testimonio durante el juicio del año pasado reveló que Maxwell instruyó a las jóvenes víctimas sobre cómo complacer a Epstein a partir de mediados de la década de 1990, obligándolas a repetidas violaciones y agresiones sexuales en sus mansiones de Palm Beach (Florida), Manhattan y el remoto rancho “Zorro” en Nuevo México. La enfermiza rutina de abuso de Epstein generalmente comenzaba bajo la apariencia de un masaje.

Maxwell a veces participó en el abuso y tomó fotografías sexualmente explícitas de las víctimas de Epstein para su satisfacción, dijeron las denunciantes.

Una foto presentada en el juicio mostraba a Epstein y Maxwell descansando en el castillo escocés de la reina de Inglaterra. La llamada “Madame” perdió repetidos pedidos de libertad bajo fianza mientras esperaba el juicio, a pesar de ofrecer decenas de millones de dólares como garantía.

Fue declarada culpable en diciembre pasado de cinco de los seis cargos en su contra, luego de que los miembros del jurado del Tribunal Federal deliberaron durante 40 horas en seis días. La condena de ayer supone una gran giro en la vida de una mujer multimillonaria, educada en Oxford y allegada a personajes internacionales que han sido salpicados por el caso, como los ex presidentes Trump y Clinton, el cineasta Woody Allen, la modelo Naomi Campbell y especialmente el Príncipe Andrés de Inglaterra.

El escándalo estalló con la detención de Epstein en Nueva York en julio de 2019 y llevó a la renuncia del entonces Secretario del Trabajo, Alex Acosta, debido a que fue él quien, siendo fiscal en Miami, negoció un acuerdo de culpabilidad con el millonario filántropo cuando fue acusado por primera vez en 2008.

Epstein se suicidó cinco semanas después de estar detenido. En paralelo la policía buscaba a su ex novia Maxwell, quien estuvo prófuga hasta julio de 2020. Entonces se declaró “no culpable” y ha estado bajo estricta vigilancia anti suicidio en su celda neoyorquina, donde ha denunciado ser víctima de supuestos abusos.