Grandes empresas están innovando para evitar la interrupción de la cadena de suministro

Las grandes empresas, obligadas a innovar por la interrupción de la cadena de suministro, están viendo aumentar los costos y la complejidad; el 66% de las organizaciones a nivel mundial mantienen ahora más existencias disponibles

Las grandes empresas están tomando diferentes medidas para enfrentar las interrupciones en la cadena de suministro.
Las grandes empresas están tomando diferentes medidas para enfrentar las interrupciones en la cadena de suministro.
Foto: Shutterstock

Un análisis de IFS, la empresa consultora empresarial, señala que las grandes empresas globales están adoptando cada vez un enfoque mayor en la adopción de medidas innovadoras para abordar la disrupción de la cadena de suministro.

De acuerdo con el reporte, dos tercios (66%) de las grandes empresas a nivel mundial afirman que ahora tienen más existencias disponibles en comparación con el período previo a la pandemia, con casi una de cada cinco en total (18%) que dicen tener significativamente más acciones para lograrlo.

Destacando aún más el impacto de la interrupción de la cadena de suministro, siete de cada diez encuestados (70%) dijeron que habían aumentado la cantidad de proveedores de materiales/productos que utilizan en respuesta a los problemas recientes de la cadena de suministro. Además, casi las tres cuartas partes (72%) de la muestra de la encuesta afirmaron haber aumentado la proporción de materiales/productos que obtienen de proveedores nacionales como resultado de estos problemas.

IFS señala que es probable que estas medidas innovadoras también agreguen más complejidad y desperdicio a la cadena de suministro, en un momento en que aumentan las cargas regulatorias (destacadas por el 15% como uno de los principales contribuyentes a su interrupción comercial actual) y la necesidad de aprovechar los muchos beneficios de la economía circular que están haciendo que la gestión de la cadena de suministro sea más compleja. En línea con esto, señala el reporte, “es positivo que el 93% de los encuestados dijera que su organización estaba adoptando la economía circular hoy o planeando hacerlo en el futuro”.

Sin embargo, muchos enfrentan desafíos en términos de cumplir con sus objetivos, con alrededor del 60% de los que dicen que están en el proceso, aún desarrollando objetivos; aún por planificar programas; o tienen sus objetivos en espera. Incluso entre los encuestados que ya adoptan la economía circular, el 23% sintió que las expectativas de circularidad de sus clientes no tenían impacto en la experiencia del cliente o eran perjudiciales para ella, aunque con el tiempo es probable que los beneficios de la circularidad en la entrega de una mejor experiencia del cliente se conviertan en algo cada vez más claro.

La encuesta indica que muchas grandes empresas han rediseñado su cadena de suministro de formas innovadoras para reducir el riesgo de esta interrupción. Estos incluyen: deslocalización para mejorar la seguridad del suministro; mantener más existencias disponibles para asegurarse de que siempre puedan satisfacer la demanda y aumentar la cantidad de proveedores que utilizan para eliminar cualquier posibilidad de decepcionar a los clientes.

Maggie Slowik , Directora de Industria Global para Manufactura en IFS, dijo: “Es probable que las grandes empresas incurran en costos mucho más altos y otros impactos financieros negativos debido a las medidas que están tomando para mitigar la interrupción. Relocalizar la cadena de suministro a menudo llevará a tener que invertir en materias primas o componentes de productos más caros, especialmente a medida que aumenta la inflación, mientras que mantener existencias disponibles inmovilizará sumas significativas que de otro modo podrían estar ‘funcionando’ para el negocio”.

La encuesta también revela que muchas grandes empresas sufren escasez de talento. El 65% de los encuestados dice que a sus organizaciones les resulta difícil cubrir los puestos vacantes (siendo la falta de candidatos calificados y talentos calificados las razones más frecuentes), y el 39% piensa que la interrupción relacionada con la escasez de habilidades dentro de su organización durará más allá de finales de 2022.

Según Slowik: “Las empresas necesitan urgentemente encontrar una solución que les ayude a gestionar esta interrupción, que con la volatilidad de los precios está aumentando cada vez más, hacer la transición a una economía circular y abordar las complejidades de la cadena de suministro con las que nos enfrentamos hoy”.
La encuesta se realizó a más de 1,450 altos responsables de la toma de decisiones en grandes empresas en Francia, Alemania, los países nórdicos, EE .UU., el Reino Unido y los Emiratos Árabes Unidos.

También te puede interesar:
Encuesta Deloitte: Empeora perspectiva económica de Directores Financieros de Empresas
Encuesta de The Conference Board: CEOs globales prevén recesión y aumentan temores de ataques cibernéticos
Confianza de CEOs en la economía de EE.UU. cae a niveles no vistos desde la pandemia