Olas de calor extremo evidencian los efectos del cambio climático y podrían ser más severas

Especialistas creen que el calor extremo es una “consecuencia básica del cambio climático”, y el hecho de que esté ocurriendo en varios lugares diferentes al mismo tiempo es característico del aumento de las temperaturas globales

Un hombre se refresca en medio de la ola de calor que azota algunos estados de EE.UU.
Un hombre se refresca en medio de la ola de calor que azota algunos estados de EE.UU.
Foto: FREDERIC J. BROWN / Getty Images

Los efectos del cambio climático son cada vez más evidentes con fenómenos meteorológicos severos como el calor sofocante y extremo que están experimentando cientos de millones de personas en la actualidad en todo el mundo.

Gran parte de Estados Unido ha estado bajo una masa de aire abrasadora y las temperaturas de tres dígitos se extienden por todo el medio oeste y arriba y abajo de la costa este.

Europa también ha sido duramente azotada por el calor, y aunque si bien este miércoles bajo un poco, en estos días se alcanzó de la temperatura más alta en la historia del Reino Unido con 104,5 Fahrenheit en Coningsby, también hubo incendios forestales en todo el continente.

Además, tan solo en España y Portugal han ocurrido más de 1500 muertes relacionadas con el calor.

Desde hace tiempo, los expertos han dado sus predicciones sobre qué podría pasarle al planeta en caso de que las temperaturas continúen aumentando.

En entrevista con ABC News, especialistas señalaron que ya se están manifestando olas de calor que están ocurriendo simultáneamente en diversas partes del mundo.

Jennifer Francis, científica principal del Centro de Investigación Climática Woodwell, le dijo al citado medio que las conexiones “más directas” entre el clima y el cambio climático son el aumento en la intensidad, frecuencia, duración y extensión de las olas de calor.

Y el panorama no es nada alentador, pues durante una conferencia realizada el martes, el secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, Petteri Taalas, indicó que se esperan “extremos aún más fuertes” en el futuro.

También en entrevista con ABC News, Jason Smerdon, un científico del clima del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty de la Escuela del Clima de Columbia en Nueva York, explicó que el calor extremo es una “consecuencia básica del cambio climático”, y el hecho de que esté ocurriendo en varios lugares diferentes al mismo tiempo es característico del aumento de las temperaturas globales promedio.

Asimismo, señaló que, a través de la historia, cuando se rompían récords de temperatura, ocurrían en incrementos muy pequeños, como una fracción de grado, y actualmente van a un ritmo más acelerado, lo que deja ver que las olas de calor actuales son más severas que en años pasados.

Mientras que Francis recordó la anterior temperatura máxima en el Reino Unido ocurrió en los Jardines Botánicos de Cambridge a 101.6 grados Fahrenheit en 2019 y el martes la temperatura alcanzó los 104 F, un sello distintivo de que el clima de la Tierra se encuentra actualmente en un “territorio inexplorado”, detalló.

Te puede interesar:
*Temperaturas por arriba de los 100 grados afectarán al 20% de la población de EE.UU.
* Instan a neoyorquinos a tomar precauciones por la ola de calor
* Más de 100 millones de personas en EE.UU. enfrentan advertencias de calor esta semana
* Ola de calor derrite a Europa: se registraron 42 grados en el oeste de Francia