Congreso de Estados Unidos no votará por proyecto para plebiscito federal en Puerto Rico antes de receso legislativo de agosto

La información trasciende poco después de que organizaciones de la diáspora boricua en Estados Unidos exigieran más transparencia en el proceso, audiencias públicas con traducción al español y cambios en el lenguaje de la legislación

El líder de la mayoría demócrata en el Senado federal, Charles Schumer (NY), dijo que la "Ley de Estatus para Puerto Rico" no es prioridad en ese cuerpo legislativo.
El líder de la mayoría demócrata en el Senado federal, Charles Schumer (NY), dijo que la "Ley de Estatus para Puerto Rico" no es prioridad en ese cuerpo legislativo.
Foto: Anna Rose Layden / Getty Images

Contrario a lo previsto, la “Ley de Estatus para Puerto Rico”, proyecto en la Cámara de Representantes de Estados Unidos que busca resolver el centenario problema colonial en la isla mediante un plebiscito entre las opciones no territoriales de estadidad, independencia y libre asociación, no bajará al pleno de ese cuerpo para votación antes del receso legislativo de agosto.

La información trasciende a solo días de que el Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja votara a favor del proyecto H.R. 8393.

La legislación fue aprobada 25-20 con los votos en contra de todos los republicanos, excepto el de la comisionada residente en Washington D.C., Jennifer González, una de las co-autoras de la medida. Los demócratas Jesús García, de Illinois, y Rashida Tlaib, de Michigan, también votaron en contra.

En entrevista con el podcast Válgame PR, especializado en temas de Puerto Rico y la diáspora, la demócrata por Nueva York, Nydia Velázquez, había anticipado la semana pasada que tratarían de bajar a votación la pieza legislativa antes del receso de agosto, pero que el trámite no estaba asegurado.

“Nunca se ha llevado al pleno de la Cámara una legislación sobre el estatus de Puerto Rico que tuviera consenso. Yo creo que eso de por sí es histórico. Si logramos pasar esta legislación en el pleno de la Cámara de Representantes, no podemos perder el hecho de que esto va a ser parte del récord del Congreso. Y que si no pasa en el Senado o si no lo consideran en el Senado, porque de verdad la ventana es muy pequeña, hay que tener en cuenta el significado de que en el récord congresional está plasmado un consenso que debe servir como punto de partida para cualquier intento de promover una solución al estatus de Puerto Rico”, sostuvo Velázquez, pieza clave en el proceso de creación y negociación de la medida.

En el debate en el comité que dirige el demócrata de Arizona, Raúl Grijalva, republicanos presentaron sendas enmiendas al proyecto, las que fueron rechazadas.

Entre las propuestas descartadas, destaca la que buscaba que el Estado Libre Asociado (ELA) territorial que rige el sistema de Gobierno de Puerto Rico sea incluido en la consulta; el requerimiento de una supermayoría para darle paso oficialmente a la estadidad en caso de que esa opción prevalezca; exigir el inglés como idioma oficial de las escuelas y de las instrumentalidades del Gobierno; y retrasar la entrada de vigor de la fórmula de estatus seleccionada hasta que se cumplan con todas las imposiciones y medidas de austeridad de la Junta de Control Fiscal, ente que maneja las finanzas de la isla desde el 2016 en virtud de la Ley Promesa aprobada en el Congreso.

En agosto, los líderes del Congreso federal inician un nuevo receso legislativo. Pero al regreso de la pausa, tampoco hay certeza de que el proyecto sea evaluado en el Capitolio.

De hecho, el líder de la mayoría en el Senado, el demócrata de Nueva York, Chuck Schummer, indicó este martes que el proyecto de ley para descolonizar a Puerto Rico no es prioridad en ese cuerpo legislativo.

“Actualmente, las tres cosas en las que nos estamos enfocando en este periodo de trabajo es como sabes, el proyecto ‘CHIPS’ (para subsidiar con $52,000 millones de dólares la fabricación de microchips), la reconciliación (presupuestaria para batallar contra la inflación) y el ‘Pact Act’ (La Ley de Prevención del Tráfico de Cigarrillos)”, indicó Schummer en conferencia de prensa.

La posposición de la evaluación de la pieza legislativa en el Congreso además se da pocos días después que miembros de grupos en la diáspora reclamaran un proceso más inclusivo, democrático y transparente como parte de la evaluación de la medida.

A juicio de activistas boricuas en EE.UU., como mínimo, el Congreso debe convocar a audiencias públicas con traducción al español para discutir el alcance de la Ley de Estatus para Puerto Rico.

También solicitan cambios en el lenguaje para aclarar asuntos como el idioma, la representación de Puerto Rico en eventos internacionales como las Olimpiadas, y la supermayoría para conceder la estadidad a la isla en caso de que la alternativa prevalezca.

En una conferencia vía Zoom este miércoles, miembros de la coalición Power4PuertoRico exigieron enmiendas a la legislación.

La exalcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, fue una de las que se unió al reclamo de los miembros de la diáspora.

“Puertorriqueños de todos los orígenes han peleado sin descanso por más de un siglo para resolver el estatus colonial de la isla”, planteó Yulín Cruz Soto del ala soberanista del Partido Popular Democrático.

“Negarle a la gente de Puerto Rico el derecho a un proceso formal y donde el mazo se apila hacia una opción es negarnos una vez más el derecho de tomar decisiones basadas en la verdad y no en falsas narrativas”, agregó.

La exalcaldesa capitalina por dos cuatrienios, quien fue muy vocal contra el gobierno del expresidente republicano Donald Trump y su manejo de la crisis por el huracán María en Puerto Rico, además le envió una carta al segundo demócrata de mayor rango en la Cámara, Steny Hoyer, exponiendo su sentir.

Te puede interesar:

Comité de la Cámara de Representantes en Washington D.C. aprueba proyecto para plebiscito federal en Puerto Rico