Hispano es acusado de secuestro y asesinato en Alabama luego que una niña huyera tras ser violada mientras estuvo cautiva junto a los cadáveres de su madre y su hermano

Paulino Pascual-Reyes fue acusado por las autoridades de Alabama de secuestro en primer grado en relación con el abuso de una menor, asesinato capital y abuso de cadáveres en la muerte de una mujer y un niño menor de 14 años

Un conductor recogió a la víctima fuera de la casa del hispano y notificó a las autoridades.
Un conductor recogió a la víctima fuera de la casa del hispano y notificó a las autoridades.
Foto: Oficina del Sheriff del Condado de Tallapoosa / Cortesía

Una niña de 12 años que permaneció cautiva por una semana en la casa rodante del novio de su madre, quien fue asesinada y desmembrada al igual que su hermano, huyó del lugar al morder sus ataduras, lo que llevó a la captura del agresor, Dadeville, Alabama.

El hombre identificado por las autoridades como Paulino Pascual-Reyes fue acusado de secuestro en primer grado en relación con el maltrato de la menor, asesinato capital y abuso de cadáveres en la muerte de una mujer y un niño menor de 14 años, hallados dentro de la casa rodante en el centro de la ciudad de Alabama, informó el alguacil del condado de Tallapoosa, Jimmy Abbett.

De acuerdo a las órdenes de arresto, los detectives creen que Reyes mató a su novia, Sanda Vázquez Ceja, asfixiándola con una almohada. El criminal también fue acusado de matar al hijo de Ceja golpeándolo con las manos y los pies. El nombre del menos no fue revelado.

Los dos cuerpos fueron cortados en pedazos muy pequeños desde las articulaciones para esconder las pruebas.

La policía no ha divulgado información sobre la víctima sobreviviente, pero Abbett dijo que se podrían presentar más cargo en contra del hispano indocumentado, que ya había sido deportado de Estados Unidos una vez, según Fox News Digital.

Ceja, de 29 años de edad, usó una dirección que correspondía con la localización de la casa móvil, cuando recibió multas de tránsito por exceso de velocidad y conducir sin licencia en abril, de acuerdo con los registros judiciales.

Pascual-Reyes, de 37 años, está detenido en la cárcel del condado de Tallapoosa tras su arresto en Aurburn, a 25 millas aproximadamente de Dadeville.

Secuestrada desde el 24 de julio, la niña fue atada a los postes de una cama cerca de una semana para que pudiera ser abusada sexualmente, según una denuncia que fue presentada ante el tribunal por los funcionarios. La mujer y el niño fueron asesinados en el momento del supuesto secuestro.

La menor fue mantenida bajo efectos de drogas y alcohol y golpeada en la cabeza antes de escapar de sus ataduras masticándolas, revela el documento.

Con los aparatos ortopédicos dentales dañados por la masticación y las evidentes marcas en las muñecas que apuntaban a que había estado amarrada, la niña fue vista en la carretera frente a la casa rodante el lunes en la mañana, informó la policía.

Un conductor ayudó a la víctima y notificó a las autoridades, lo que condujo a una investigación y un registro que llevó a que los oficiales descubrieran dos cadáveres en descomposición dentro de la vivienda de Pascual-Reyes y se creía que la niña estuvo secuestrada, declaró Abbett.

La menor recibió atención médica y fue puesta bajo custodia de bienestar infantil, expresó Abbett, que la describió como una “heroína”.

“Ella está a salvo ahora, y por eso queremos mantenerla así”, dijo Abbett.

Lea también: