Pistachos como bocadillo para cuidar la salud del corazón

Los pistachos son un bocadillo lleno de nutrientes y compuestos beneficiosos que los hacen un excelente bocadillo para cuidar la salud del corazón. Su consumo se asocia con una reducción de colesterol y presión arterial

Los pistachos son ricos en antioxidantes, contienen menos calorías y más proteínas que la mayoría de los otros frutos secos.
Los pistachos son ricos en antioxidantes, contienen menos calorías y más proteínas que la mayoría de los otros frutos secos.
Foto: Shutterstock

Los pistachos son uno de los mejores bocadillos para tu corazón. Estas semillas milenarias pueden formar parte de una dieta saludable, están llenas de sabor, nutrición y compuestos beneficiosos.

Las nueces y semillas son excelentes fuentes de grasas saludables, fibra proteínas y otros nutrientes saludables.

Los pistachos son ricos en antioxidantes, contienen menos calorías y más proteínas que la mayoría de los otros frutos secos.

En una onza de pistachos crudos (28g) hay 159 calorías, 5.7 de proteína, 3g de fibra, 13g de grasa (la mayoría son grasas buenas) y 7.7g de carbohidratos.

Según datos del USDA, los pistachos también aportan cobre (41% del valor diario), manganeso (15% VD) fósforo (11% VD), potasio (6% VD), hierro (6% VD), vitamina B6 (28%), tiamina (21%), así como un poco de vitamina A y vitamina E (5% VD).

Dentro de una dieta saludable, los pistachos pueden ayudar a reducir el colesterol en la sangre y también a reducir la presión arterial más que otros frutos secos.

Healthline señala que muchos estudios sobre los pistachos y los lípidos en sangre se realizan reemplazando parte de las calorías en una dieta con pistachos. “Hasta el 67% de estos estudios han mostrado reducciones en el colesterol total y LDL (malo) y aumentos en el colesterol HDL (bueno)”.

Los pistachos son ricos en L-arginina que al convertirse en óxido nítrico, ayuda a dilatar los vasos sanguíneos.

Un análisis publicado en Nutrients en 2020 indica que el consumo de pistacho se asoció con una mayor ingesta de fibra dietética y una disminución del consumo de dulces; también con una presión arterial sistólica y diastólica más baja.

Comer un puñado diario de frutos secos, especialmente frutos secos como nueces, almendras y pistachos, puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en adultos con diabetes tipo 2, según un estudio publicado el 2019 en Circulation Research.

El estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard encontró que las personas con diabetes tipo 2 que comían al menos cinco porciones de una onza de nueces a la semana tenían un 17 % menos de probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas que aquellas que comían una o menos porciones semanales de nueces.

Los investigadores señalan que las nueces pueden ayudar a controlar el azúcar en la sangre y la inflamación debido a los nutrientes que contienen, como los ácidos grasos insaturados, la fibra, la vitamina E y el magnesio, comparte la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Te puede interesar:
5 snacks que son saludables para tu corazón
Comer dos porciones de aguacate por semana podría reducir entre 16% y 22% el riesgo de un ataque cardíaco
Cuáles son las peores opciones de queso para la salud del corazón