En medio de inflación histórica 1 de cada 3 trabajadores en EE.UU. no ha recibido aumento de salario en el último año

Un estudio de BambooHR reveló que 1 de cada 3 trabajadores asalariados no ha recibido un aumento de salario durante los últimos 12 meses; en medio de inflación histórica los salarios de los empleados no se mantienen al día

El 36% de  trabajadores asalariados reportó no haber recibido un aumento de salario durante los últimos 12 meses.
El 36% de trabajadores asalariados reportó no haber recibido un aumento de salario durante los últimos 12 meses.
Foto: Shutterstock

De acuerdo con un estudio de BambooHR, proveedor de software para potenciar la evolución estratégica de los recursos humanos, el dinero es lo más importante para los empleados, pues más de la mitad (51%) contestó que se quedarían en una empresa o trabajo que no les gusta si el salario es alto.

En junio de 2022 , la inflación en Estados Unidos subió al 9.1%, su nivel más alto en más de cuatro décadas. Sin embargo, el aumento de los precios no significa necesariamente un aumento de los sueldos. La encuesta encontró que 1 de cada 3 (36%) trabajadores asalariados reportó no haber recibido un aumento durante los últimos 12 meses.

Mientras que los empleadores se esfuerzan por contratar y retener a los mejores talentos, los empleados se preguntan si su compensación es equivalente a lo que realmente valen.

“No importa cuán gratificante sea un trabajo, el salario es importante”, dijo Anita Grantham, jefa de recursos humanos en BambooHR. “Nuestro estudio descubrió cómo se sienten realmente los empleados acerca de la compensación y qué pueden hacer los líderes de recursos humanos”.

Más de un tercio de los empleados dicen que su compensación está directamente asociada con su salud mental y este sentimiento es significativamente más frecuente entre los trabajadores más jóvenes:

Más de la mitad de los Millennials (54%) y el 44% de la Generación Z dicen que su compensación está directamente asociada con su salud mental, en comparación con el 27% de la Generación X y el 19% de los Boomers.

BambooHR señala que cuando los salarios no aumentan, lo hace la insatisfacción, especialmente entre las mujeres en el lugar de trabajo.

Casi una cuarta parte (23 %) de los empleados describe emociones negativas con respecto a su compensación financiera en el trabajo: el 13% se siente frustrado y el 7% incluso se siente resentido, pero las mujeres son más propensas que los hombres a informar que no están satisfechas con su aumento salarial más reciente (21% mujeres frente al 14% de hombres).

Más hombres informaron haber tenido un aumento de salario en el último año que las mujeres (66% de hombres frente a 62% de mujeres) y de los que recibieron un aumento de salario, los hombres en promedio recibieron un aumento de 6.39 % en comparación con las mujeres de solo 5.24%.

El estudio de BambooHR también encontró que el salario es importante, pero no es el cuadro completo. Los beneficios son tan importantes para los empleados que muchos estarían dispuestos a aceptar un recorte salarial por ellos y, si no reciben lo que necesitan, renunciarían:

– El 30% de los empleados han dejado un trabajo únicamente debido al paquete de beneficios
– El 41% estaría dispuesto a aceptar un recorte salarial del 7.8% por los beneficios del seguro de salud
– El 38% estaría dispuesto a aceptar un recorte salarial del 7.6% por los beneficios de tiempo libre remunerado
– El 37% estaría dispuesto a aceptar un recorte salarial del 7.6 % por ubicaciones u horarios de trabajo flexibles

El equilibrio entre la vida laboral y personal también es importante. Los empleados asalariados dicen que las horas de trabajo flexibles y la ubicación son casi tan importantes al considerar una oferta de trabajo como los beneficios dentales y de la vista.

Para más detalles del estudio, ingresa aquí.

También te puede interesar:
Qué trabajadores de EE.UU. serán despedidos primero ante una economía en incertidumbre
Más estadounidenses se suman a la fuerza laboral pero sin salarios dignos, revela estudio
Los trabajos para los que no hay casi candidatos en EE.UU. (y no es solo por la pandemia)