Los homicidios de la Universidad de Idaho dejaron una escena del crimen surrealista, dicen los vecinos

Los residentes de las afueras del campus de la Universidad de Idaho, dijeron que en la casa donde murieron Kaylee Goncalves, Madison Mogen, Ethan Chapin y Xana Kernodle, generalmente había alguna reunión y había música y ahora es todo silencio y una atmósfera de misterio alrededor de la vivienda

Las autoridades instaron a la comunidad a informarse por los canales pertinentes sobre la investigación y que no confíen los rumores que circulan entorno al caso.
Las autoridades instaron a la comunidad a informarse por los canales pertinentes sobre la investigación y que no confíen los rumores que circulan entorno al caso.
Foto: Scott Olson / Getty Images

Las interrogantes sobre los misteriosos acuchillamientos fatales de cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho este mes de noviembre continúan mientras los vecinos describían la naturaleza surrealista del lugar de los hechos.

El vecindario a las afueras del campus en Moscow, Idaho, lugar donde Kaylee Goncalves, Madison Mogen, Ethan Chapin y Xana Kernodle fueron hallados sin vida el 13 de noviembre, no ha sido el mismo desde que las autoridades encontraron sus cadáveres dentro de una casa, declararon los residentes a Fox News.

“Me acosté temprano esa noche, y luego me desperté con mucha normalidad y luego, un par de horas más tarde, recibimos un mensaje y había un montón de policías aquí”, expresó su compañero de estudios Jeremy Reagan en un informe publicado el martes. “Y luego ese fue el final de la normalidad durante la última semana más o menos aquí”.

Este y otra vecina, Heather Tetwiler, manifestaron que la casa era conocida por la comunidad por albergar fiestas.

“Ha sido una locura, lo silencioso que ha sido”, declaró Tetwiler. “Siempre tenían una pequeña reunión, así que siempre tenían música”.

Los comentarios de los residentes siguen a una actualización de los funcionarios policiales del lunes en la noche en la que los detectives revelaron que un perro fue recuperado de la casa “la noche del incidente”.

“El perro salió ileso y fue entregado a Servicios para Animales y luego entregado a una parte responsable”, dijo la policía de Moscú.

Las autoridades dicen que Goncalves y Mogen, los dos de 21 años de edad, regresaron a su hogar a la 1:45 de la madrugada el 13 de novimebre, casi al mismo tiempo que sus otros compañeros, Chapin y Kernodle, de 20 años cada uno. Se creen que los homicidios fueron llevados a cabo entre las 3:00 y las 4:00 de la madrugada.

No se sospecha que los otros dos compañeros de cuarto estén relacionados con el caso, informó la policía. El misterio alrededor de los asesinatos hizo que los rumores se extendieran dentro de la comunidad.

“Continúan circulando rumores y especulaciones sobre la investigación en curso”, señaló el domingo la policía de Moscow. “MPD advierte al público que no confíe en los rumores y sigue comprometido a mantener informado al público. Instamos a confiar en los canales oficiales para obtener información precisa”.

Lea también: