Estados Unidos agregó a Cuba y Nicaragua a lista negra sobre libertad religiosa

En la lista negra de violadores de la libertad de religión, EE.UU., además de Nicaragua y Cuba, incluyó al grupo mercenario ruso Wagner, confirmó el secretario de Estado, Antony Blinken

Ambas naciones latinoamericanas se suman a China, Arabia Saudita e Irán en la lista.
Ambas naciones latinoamericanas se suman a China, Arabia Saudita e Irán en la lista.
Foto: Alex Wong / Getty Images

Estados Unidos incluyó este viernes a Cuba, a Nicaragua y al grupo mercenario ruso Wagner en una lista negra sobre libertad religiosa internacional, abriendo el camino a posibles sanciones.

Estos dos países latinoamericanos y el grupo ruso, supuestamente cercano al Kremlin, se suman a Estados como China, Arabia Saudita e Irán en este listado, “por haber cometido o tolerado violaciones especialmente graves de la libertad religiosa”, dijo el secretario de Estado, Antony Blinken, en un comunicado.

Las violaciones de la libertad religiosa “siembran división, socavan la seguridad económica y amenazan la estabilidad política y la paz”, dijo Blinken. “Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados ante estos abusos”.

Cuba y Nicaragua fueron incorporados a la lista como “Países de particular preocupación”, lo que significa que ambas naciones, ya objeto de sanciones de Estados Unidos, podrían enfrentar medidas adicionales.

Blinken mantuvo en la lista negra a todos los países de especial preocupación desde 2021: China, Eritrea, Irán, Birmania, Corea del Norte, Pakistán, Rusia, Arabia Saudita, Tayikistán y Turkmenistán.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha tomado medidas drásticas contra la Iglesia Católica desde que la acusó de apoyar las protestas de 2018 contra su gobierno, que fueron duramente reprimidas, con saldo de más de 300 muertos y miles de exiliados.

Un obispo crítico con el gobierno de Ortega, Rolando Álvarez, fue puesto bajo arresto domiciliario en agosto junto con otros sacerdotes y seminaristas arrestados por cargos no especificados. Después de que el papa Francisco llamara al diálogo en septiembre, Ortega calificó a la Iglesia Católica de “dictadura”.

Arrestos de figuras religiosas

La designación de Cuba es la última presión sobre el gobierno de la isla por parte de la administración del presidente Joe Biden, que ha evitado en gran medida la política del anterior presidente demócrata Barack Obama de buscar un acercamiento de Washington con La Habana.

En su último informe anual sobre libertad religiosa, el Departamento de Estado dijo que había un creciente acoso a los cristianos en Cuba, al señalar la violencia y los arrestos de figuras religiosas por supuestos roles en las sin precedentes manifestaciones opositoras de 2021. Cuba está gobernada por un régimen de partido único, el comunista, desde la revolución liderada por Fidel Castro.

Según el comunicado, el grupo Wagner fue incluido en la lista por su participación en abusos en la República Centroafricana, donde una sangrienta guerra civil de casi una década ha enfrentado a cristianos y musulmanes.

Blinken también agregó a República Centroafricana y Vietnam a una lista de vigilancia, lo que significa que serán designados como “Países de particular preocupación” sin avances, junto con Argelia y Comoras, que permanecieron en la lista de vigilancia desde 2021.

Activistas de derechos humanos han presionado desde hace mucho tiempo a Estados Unidos para que incluya en su lista negra a Vietnam por el tratamiento que el gobierno comunista da a los budistas y otros grupos religiosos, pero las sucesivas administraciones estadounidenses han estado construyendo lazos con este otrora adversario de Washington.

También te puede interesar:
Régimen cubano expresó su voluntad de dialogar con el gobierno de Estados Unidos
Cuba espera “vuelo y fecha” de repatriación de migrantes “inadmisibles” por parte de EE.UU.
Proyecto aprobado en el Congreso que evita huelga de trabajadores de ferrocarriles espera por la firma de Biden