Pandillero MS-13 se declaró culpable de matar a dos hombres para “subir de rango” en Nueva York

Un miembro de la Mara Salvatrucha (MS-13) se declaró culpable ayer de matar a dos hombres siendo adolescente para subir de rango en la pandilla en Long Island (NY)

 MS-13 tiene amplia presencia en Long Island, California y Centroamérica.
MS-13 tiene amplia presencia en Long Island, California y Centroamérica.
Foto: Yuri Cortez / AFP/Getty Images

Carlos Guerra, presunto miembro de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), se declaró culpable ayer de matar a dos hombres en Long Island (NY).

El fiscal de distrito de Nassau informó que la declaración de culpabilidad de Guerra se produjo durante la selección del jurado para su juicio, acotó News 12.

El joven de 22 años había sido acusado de trabajar con otros dos pandilleros en 2018 para disparar y apuñalar a un joven de 17 años en el Centro Comunitario Five Towns en Lawrence, localidad en el condado Nassau en Long Island. La otra víctima fue asesinada en Queens (NYC).

El fiscal de distrito detalló que Guerra cometió esos crímenes siendo adolescente para ascender en las filas de la pandilla. Ahora será sentenciado en marzo y se espera que cumpla 28 años de prisión.

Long Island y Queens son dos de las áreas con mayor presencia de Mara Salvatrucha en EE.UU., donde se le atribuyen docenas de asesinatos y desapariciones. El grupo de origen centroamericano está asociado con reclutar jóvenes hombres y mujeres, mayormente de origen latino.

En agosto José Jonathan Guevara Castro, pandillero MS-13, fue extraditado de El Salvador a Nueva York como sospechoso del brutal asesinato del miembro de un grupo rival en Long Island, anunciaron fiscales federales.

En julio Eduardo Portillo, otro pandillero MS-13 extraditado de El Salvador a Nueva York fue sentenciado a 25 años de prisión por un juez federal, tras declararse culpable de ayudar a matar a un rival de 15 años con un machete después de atraerlo a un parque aislado de Long Island.

En mayo Erasmo Humberto Lima Martínez, alias “Tun Tun”, también miembro de la peligrosa pandilla Mara Salvatrucha se suicidó en una cárcel federal en Brooklyn (NYC).

Previamente en abril la joven Leniz Escobar, quien se hacía llamar “La diablita”, fue declarada culpable en relación con brutales homicidios de la pandilla Mara Salvatrucha en Nueva York.