Empleados del Metro y buses MTA abusan de los días libres: toman 54 al año en promedio, la mayoría con sueldo

Al mismo tiempo ha aumentado 36% la factura de horas extras
Empleados del Metro y buses MTA abusan de los días libres: toman 54 al año en promedio, la mayoría con sueldo
Perfilan difíciles negociaciones laborales en MTA
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Una nueva irregularidad ha sido denunciada en las políticas laborales del deteriorado Metro de Nueva York, atrapado en un déficit vicioso mil millonario.

El empleado promedio de New York City Transit (NYCT) estuvo libre 54 días laborales -la gran mayoría remunerados- el año pasado, según datos obtenidos por New York Post; y los expertos advierten que ese alto número está impulsando los costos extraordinarios de la agencia.

Los datos internos muestran que los trabajadores del Metro y los buses de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) toman un promedio de 18 días de vacaciones, 8 días festivos, 9 días de enfermedad y 4 días de capacitación, todos pagados.

Los empleados también tomaron un promedio de 6 días de compensación y otros 5 días de enfermedad no remunerados.

Al mismo tiempo, la factura de horas extras de la MTA ha aumentado 36% desde 2016, hasta $1 mil millones de dólares el año pasado, y las autoridades dicen una de las razones es la gran cantidad de tiempo que otros trabajadores están “libres”.

“Ambos problemas subrayan la necesidad de que la gerencia de la MTA exija cambios significativos en las reglas de trabajo en la próxima ronda de conversaciones contractuales con los sindicatos”, dijo E.J. McMahon, del Empire Center for Public Policy, un grupo de expertos sin fines de lucro y no partidista, con sede en Albany.

La MTA enfrenta déficits que se aproximan a $1 mil millones de dólares en los próximos años, a medida que la agencia inicia negociaciones con sus sindicatos para controlar los costos.

Gran parte del tiempo libre de los trabajadores de NYCT está garantizado en el contrato del Sindicato de Trabajadores del Transporte (TWU) Local 100, que expiró en mayo.

El contrato otorga a cada empleado de autobús y Metro un mínimo de 10 días de vacaciones por año; más 10 adicionales después de tres años de servicio y otros cinco después de 15. Además, 12 días de enfermedad pagados.

Los trabajadores también tienen derecho a 9 días festivos y, después de un año de servicio, uno libre por su cumpleaños.

“La disponibilidad afecta las horas extras porque los empleados que están fuera deben ser cubiertos, generalmente en horas extras”, dijo el presidente de la MTA, Pat Foye, en la reunión de la junta en julio.

“Los bajos niveles de disponibilidad [son] en gran parte el resultado de las matemáticas contractuales que crean niveles más bajos de disponibilidad y, en consecuencia, altos y crecientes niveles de horas extras”, agregó.

Funcionarios del Sindicato TWU calificaron los comentarios de Foye como “insensibles y/o descuidados”.

Los líderes sindicales le echaron la culpa a la agencia por no proteger a los trabajadores de asaltos y otros incidentes relacionados con lesiones, razón por la cual se perdió alrededor del 11% de los días laborables.

“Hacemos trabajos sucios, peligrosos y sensibles a la seguridad y necesitamos tiempo suficiente para recuperarnos“, dijo en ese momento Eric Loegel, vicepresidente de TWU Local 100.

Los costos de horas extras de la MTA han estado en el centro de atención durante meses desde que el Empire Center reveló que algunos trabajadores de Long Island Rail Road (LIRR) el año pasado recibieron sumas de dinero asombrosas mientras registraban horas extras aparentemente imposibles de ser ciertas.

La MTA y el Sindicato TWU se negaron a proporcionar comentarios adicionales sobre los nuevos datos de los días libres.

A fines de enero el senador James Skoufis, quien encabeza la Comisión de Investigaciones de la Cámara Alta estatal, afirmó desde Albany que “MTA es el sistema de tránsito más sucio, menos confiable, más lento y más costoso del mundo”.