A un mes para que culmine aumento de $600 semanales por desempleo, expertos anticipan lo peor

Los niveles de desempleo se espera que continúen altos hasta el 2021

A un mes para que culmine aumento de $600 semanales por desempleo, expertos anticipan lo peor
La comunidad latina es una de las más afectadas por el desempleo como resultado de la emergencia por coronavirus. (Archivo / Getty)
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Cuando quede sin efecto la ampliación semanal de $600 de seguro por desempleo el 31 de julio, millones de estadounidenses experimentarán un “shock” económico, según expertos en el tema citados por CNBC.

Para letrados como el profesor de University of Massachusetts Amherst, Arindrajit Dube, terminar con este beneficio es una “terrible idea”.

“Va a causar dolor en millones de familias, bajar la actividad económica e impedir la recuperación”, estimó el economista.

El reporte plantea que muchos jefes y jefas de hogares ya gastaron el primer cheque de estímulo con pagos mínimos de $1,200 por individuo, mientras que los niveles de desempleo se espera que continúen altos hasta el 2021.

Debido a lo anterior, sin el desembolso extra de $600, el ingreso por ese concepto volvería a los $378 semanales (un 60% menos) como antes de que se extendiera en marzo la ayuda, y sin certeza de una nueva ronda de cheques de estímulo que compense la insuficiencia en los bolsillos de individuos y familias.

Para Heidi Shierholz, del Economic Policy Institute, el aumento de seguro por desempleo fue la mejor parte del plan de recuperación por coronavirus aprobado bajo CARES Act tanto “humanitariamente como en fundamentos económicos”.

No extender el incentivo, afectaría, principalmente a las comunidades más pobres y vulnerables como la de afroamericanos.

Los críticos

Los opositores a la propuesta de una nueva extensión consideran que la movida es demasiado riesgosa. En la medida en que un 40 % de los trabajadores reciba más dinero por desempleo que lo que ganan en sus trabajos, esto no incentiva que los empleados se reintegren a labores o busquen un nuevo espacio laboral.

En ese sentido, la Oficina de Presupuesto Congresal divulgó un reporte en el que concluye que “la extensión de $600 semanales podría reducir la contratación en la segunda mitad del 2020, y reduciría el empleo en el año de calendario 2021.”