Por qué el ahorro de los ciudadanos podría impulsar la economía de Estados Unidos y no solo depender de un nuevo cheque de estímulo

Los trabajadores con bajos salarios tienden a gastar la mayoría de sus ingresos

Por qué el ahorro de los ciudadanos podría impulsar la economía de Estados Unidos y no solo depender de un nuevo cheque de estímulo
Antes de la pandemia los estadounidenses ahorraban un promedio de un 7.5% de sus ingresos.
Foto: Cindy Ord / Getty Images

Con el fin de los $600 dólares de beneficios por desempleo semanales la amenaza de un freno al gasto de los consumidores y la recuperación de la economía está presente. Sin embargo, el ahorro de los estadounidenses durante la pandemia podría ayudar a amortiguar ese golpe.

La tasa de ahorro, la porción de los ingresos mensuales que los hogares están guardando, alcanzó un nuevo récord de 33.5% durante el mes de abril antes de reducirse al 19% durante el mes de junio, de acuerdo a un reporte del USA Today que revisó las cifras dadas a conocer del Departamento de Comercio. Antes de la pandemia los estadounidenses ahorraban un promedio de un 7.5% de sus ingresos.

De marzo a junio los hogares estadounidenses acumularon $916,000 millones de dólares adicionales de sus ingresos por encima de los niveles anteriores a la crisis que según Moody’s Analytics los ahorros podrán superar el billón de dólares cuando se incluyan las cifras del mes de julio.

El gasto de los consumidores también aumentó un $8.5% en mayo y un 5.6% en junio cuando la economía se encontraba cerrada. Poco se ha gastado en viajes, restaurantes, cines y entretenimiento. De la misma manera los hogares se han beneficiado del cheque de estímulo de $1,200 dólares para las personas solteras y de $2,400 dólares para las parejas. Esas reservas en efectivo podría ayudar a reforzar el gasto futuro que harán los consumidores en la economía debido al estancamiento en el Congreso de un nuevo paquete de estímulo y del bono semanal de $600 dólares que expiró a finales del mes de julio.

El sábado el presidente Donald Trump firmó cuatro órdenes ejecutivas y una de ellas busca ofrecer a los trabajadores desempleados $300 dólares semanales. Los estados deberán agregar otros $100 dólares para completar los $400 dólares semanales. La medida aún podría enfrentarse a limitaciones legales.

Relacionado: La pandemia habría logrado que los estadounidenses disminuyeran la deuda de sus tarjetas de crédito.

Las reservas en efectivo no ayudarán a la mayoría de los trabajadores que han perdido sus empleos en medio de la crisis, sobretodo aquellos que se desempeñaban en puestos de trabajos como restaurantes, hoteles y comercios minoristas. Los trabajadores con bajos salarios tienden a gastar la mayoría de su ingreso y ahorran menos del 5% de su ingreso, según un reporte de Moody’s.

Los hogares con ingresos más altos se quedan con una mayor parte de sus ingresos. Se calcula que ahorraron casi el 15% durante el primer trimestre del año y con seguridad ahorraran más durante la mayor parte de la pandemia. Quienes han mantenido su empleo y cuenta con un un ingreso catalogado como medio-alto y que no calificaron para recibir los cheques de estímulo económico, serán los que probablemente se beneficien más del impulso del ahorro.

Sin embargo, el problema se concentra en los estados del sur y oeste del país donde se han anulado los planes de reapertura de empresas que está generando un miedo a que los estadounidenses no gasten lo necesario y los negocios que pueden abrir lo están haciendo en una capacidad reducida. Esta incertidumbre es la que está impulsando a las personas a ahorrar porque no saben qué pasará en el futuro, según lo indica Mark Zandi, economista en jefe de Moody’s. Se espera que la mayoría de la gente que cuenta con ahorros no gastará sus recursos hasta que la pandemia haya terminado o después que una vacuna pueda estar disponible de manera amplia.

Solo en caso de que el número de casos de COVID-19 se reduzca y las restricciones a los negocios mejoren durante los próximos meses, el dinero ahorrado podrá generar una capacidad de consumo que pueda impactar el gasto en la economía.

Relacionado: Deja de esperar una segunda ronda de cheques de estímulo económico y prepara un plan para mejorar tus finanzas.

Una gran cantidad de personas han dejado de viajar durante la pandemia, se olvidaron de salir a restaurantes y de hacer compras en centros comerciales durante la pandemia. Con el dinero “extra” que les ha permitido el ahorro, muchos estadounidenses están experimentando una seguridad financiera enfocando sus gastos en cosas que puedan impactar de manera directa su vida como mejoras en el hogar o crearon un fondo de ahorro para un nuevos imprevistos en el futuro.

-También te podrá interesar: