Gobernador culpa a “todos” los funcionarios de Nueva York por auge del crimen y como Trump también amenaza con retener fondos

"Ha habido un vacío de liderazgo en muchos asuntos", admitió el Defensor del Pueblo, Jumaane Williams

Gobernador culpa a “todos” los funcionarios de Nueva York por auge del crimen y como Trump también amenaza con retener fondos
Vitrina baleada en Midtown East, agosto 2020
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Aunque a principios de la semana el gobernador Andrew Cuomo fustigó que el gobierno federal calificara a NYC como “ciudad anárquica” y la pusiera en riesgo de perder fondos citando la impunidad y la violencia, ayer reconoció la situación y responsabilizó a los funcionarios locales -todos Demócratas como él-, pero no a sí mismo.

Citando estadísticas que mostraron un aumento reciente en las víctimas de disparos de más del 100%, Cuomo dijo ayer en una rueda de prensa que las cifras de delitos en NYC son “totalmente inaceptables”.

Y afirmó que todas las jurisdicciones del estado Nueva York deben rediseñar la seguridad pública o arriesgarse a perder fondos estatales.

El 12 de junio Cuomo firmó una orden ejecutiva que requiere una reforma policial, pero dice que NYC aún no ha comenzado a hacerlo y que retendrá los fondos estatales si no se presenta un plan en los próximos seis meses, es decir, antes del 1 de abril.

Con la ciudad en medio de una gran crisis financiera, no recibir fondos estatales forzaría despidos. Además de la amenaza latente del Departamento de Justicia (DOJ) al colocar a NYC en una lista de tres “jurisdicciones anarquistas” elegibles para perder recursos federales, junto a Seattle y Portland en la costa oeste.

“El alcalde puede liderar (el plan), el presidente del Concejo Municipal puede liderarlo, el Contralor puede liderarlo, el Defensor Público puede liderarlo. Si ninguno de ellos quiere liderarlo, encontraré a alguien que lo lidere”, reiteró Cuomo ayer sobre la necesidad del plan.

Las reacciones se activaron de inmediato. “Creo que también hay algo de culpabilidad en la oficina del gobernador y eso debería ser expuesto, pero él tiene razón, ha habido un vacío de liderazgo en muchos asuntos”. Así reaccionó ayer el Defensor del Pueblo, Jumaane Williams, quien en junio usó casi las mismas palabras contra el alcalde Bill de Blasio tras los saqueos, en medio de las protestas por brutalidad policial.

“El gobernador debe sacar sus sentimientos personales de la situación y realmente involucrar y respetar a NYPD y los cambios que se han realizado, y respetar el hecho de que esta administración desde el primer día se ha centrado en el cambio y la reforma”, dijo De Blasio hoy a la radio WNYC.

Previamente, en un comunicado la oficina del Alcalde dijo sobre las declaraciones de Cuomo que “Hemos estado trabajando en una reforma policial fundamental durante años y no tenemos la intención de ceder ahora. Es un fracaso del liderazgo ignorar el progreso logrado en la ciudad de Nueva York, especialmente cuando ha sido promovido por tantos defensores del color en toda la ciudad”.

“Necesitamos un plan plausible y basado en soluciones para reducir el crimen”, opinó el ex teniente de la policía de Nueva York Darrin Porcher, a Fox News. “Está claro que el alcalde de Blasio se ha quedado dormido en el cambio, pero al mismo tiempo el gobernador no ha hecho nada para ayudar en el esfuerzo de reducir el crimen”.

NYC entró en la lista del DOJ parte porque su Concejo Municipal aprobó un presupuesto en julio que recortó o transfirió a otros departamentos casi $1 mil millones de dólares del presupuesto anual de $6 mil millones de NYPD, incluso en medio de un auge en  los homicidios y tiroteos. El alcalde De Blasio apoyó esa medida desde el principio, agrietando más sus tensas relaciones con los sindicatos policiales que, a la larga, anunciaron un inédito apoyo electoral a Trump.

En julio, la cantidad de tiroteos en la ciudad de Nueva York subió 177% frente al mismo período del año pasado y hubo un aumento del 59% en los homicidios. En agosto, el incremento fue de 165% y 50%, respectivamente, acotó New York Post.

El auge del crimen y deterioro de la ciudad han sido criticados por el propio Cuomo, acusando a De Blasio, pero concluyendo que aún no se había salido “de control” como sugirió Trump varias veces durante el verano.

El DOJ dijo que también consideró el hecho de que al menos algunos de los fiscales de distrito de la ciudad se han negado a procesar a las personas arrestadas por conducta desordenada y saqueos durante las protestas relacionadas con el asesinato del convicto George Floyd por la policía de Minneapolis.

Cuomo ya había advertido que Nueva York se verá obligada a tomar “acciones muy dramáticas” si el estado no recibe $30 mil millones de dólares del gobierno federal.