12 millones de personas podrían perder sus beneficios de desempleo después de Navidad

Se trata de más de la mitad de los 21.1 millones de personas que actualmente reciben los beneficios

Los apoyo de los programas de estímulo han logrado mantener a flote a muchos hogares en todo el país.
Los apoyo de los programas de estímulo han logrado mantener a flote a muchos hogares en todo el país.
Foto: RONALDO SCHEMIDT / AFP / Getty Images

Cerca de 12 millones de trabajadores sin empleo en Estados Unidos perderán sus beneficios de desempleo el día después de Navidad, según un nuevo análisis. Los expertos han advertido que el recorte de los beneficios podría empujar a muchos hogares a la pobreza.

Dos son los programas de la Ley CARES que expirarán el 26 de diciembre. El primero es el de Asistencia de Desempleo Pandémico que proporciona ayuda para el desempleo a trabajadores independientes. Eso dejaría a 7.3 millones de personas sin ingresos según un estudio publicado esta semana por la Fundación Century.

Otros 4.6 millones de trabajadores se enfrentarán a la eliminación de los beneficios de la Compensación de Desempleo de Emergencia por Pandemia (PEUC), otro programa de la Ley CARES que proporciona 13 semanas adicionales de ayuda más allá de las 26 semanas que proporcionan los estados.

Los $600 dólares extra a la semana en asistencia de seguro de desempleo federal que los trabajadores habían estado recibiendo bajo la Ley CARES caducaron a finales de julio, recortando los ingresos de muchos estadounidenses que perdieron sus trabajos durante los primeros meses de la pandemia de coronavirus.

Los apoyo de los programas de estímulo han logrado mantener a flote a muchas empresas y hogares mientras los cierres sucedían en todo el país. Sin embargo, un próximo cierre podría ser otro choque que afectaría a toda la economía, según Andrew Stettner, un experto en desempleo de la Fundación Century. “La mayoría de la gente pasará de esos $200 o $300 dólares semanales a recibir nada“, dice Stettner.

Con la terminación de los programas al final del año, las presiones aumentarán en muchos hogares en el país. La moratoria en desalojos e hipotecas también están programados para expirar en el mes de diciembre.

El jueves 14 de noviembre más de 742,000 personas solicitaron beneficios por desempleo por primera vez, registrando un aumento de 31,000 solicitudes con respecto a la semana anterior según datos del Departamento del Trabajo. Otras 320,000 solicitaron Asistencia por Desempleo Pandémico, un programa federal para los trabajadores autónomos y que no califican para los beneficios regulares.

Con el aumento en las tasas de infección en gran parte del país, los expertos prevén que las solicitudes de desempleo volverán a crecer a menos que el Congreso extienda los beneficios.

Un cheque de desempleo semana asciende a $333 dólares que permite a pagar a las familias los servicios públicos y en algunos casos el alquiler. Según la Fundación Century unos 4.4 millones de trabajadores habrán agotado los beneficios antes del 26 de diciembre.

Relacionado: ¿Qué puedes esperar si el Congreso logra aprobar un nuevo plan de estímulo desde hoy hasta el Día de la Inauguración Presidencial el 20 de enero?

Las conversaciones sobre un nuevo cheque de estímulo se estancaron en el Congreso antes de las elecciones del 3 de noviembre. Aunque existe esperanza para un segundo cheque de estímulo, se desconoce el tamaño y el momento en que podría ser depositado.

El presidente electo Joe Biden ha pedido al Congreso que “se reúnan y aprueben un paquete de ayuda para COVID-19“, sin embargo, cualquier paquete que pudiera ser aprobado antes que los nuevos integrantes de la Cámara de Representantes y el Senado ocupen sus puestos, podría ser mucho más pequeño que la Ley CARES.

Te podrá interesar: