¿Por qué la propuesta de un segundo cheque de estímulo de $600 dólares podría tener éxito?

Los legisladores se encuentran en una negociación de un paquete de estímulo económico menor

¿Por qué la propuesta de un segundo cheque de estímulo de $600 dólares podría tener éxito?
Donald Trump está presionando a los republicanos en el Senado para que envíen un pago de $600 dólares.
Foto: William Thomas Cain / Getty Images

Los principales legisladores de Estados Unidos tienen la mirada puesta en un paquete de estímulo económico más pequeño que podría entregarse este mes y un paquete más grande para el 2021.

Las negociaciones sobre un nuevo paquete para ayudar al país a sobrellevar la pandemia de coronavirus se detuvieron por la diferencia entre los legisladores. La aprobación de un segundo cheque de estímulo de hasta $600 dólares para las personas que sean elegibles este año y un nuevo paquete de estímulo económico que incluya ayuda directa podría regresar a la conversación del Congreso después de la toma de posesión del presidente electo Joe Biden el 20 de enero.

En Washington existe un creciente apoyo para aprobar un segundo cheque de estímulo, incluyendo la propuesta del presidente Donald Trump que está presionando a los republicanos en el Senado para que envíen un pago de $600 dólares para este fin de año.

En caso que el Congreso no pueda ponerse de acuerdo sobre un pago directo antes de que finalice diciembre, Biden y los demócratas del Congreso se han comprometido a revisar un paquete de estímulo económico más amplio para la COVID-19 que podrían darse después de  conocer los resultados de la segunda vuelta en el Senado de Georgia el próximo 5 de enero que definirá que partido político tendrá el control en el Senado.

Si un segundo pago de un cheque de estímulo menor se hace realidad en este último mes del año, podría sugerir la existencia de un paquete de estímulo económico que incluiría un nuevo pago en el 2021 ya que existe un fuerte compromiso por parte de algunos legisladores.

¿Qué impide un pago directo?

La propuesta bipartidista de $908,000 millones de dólares señala que un pago de estímulo podría costar demasiado. A finales de marzo el Servicio de Rentas Internas (IRS) comenzó a enviar 160 millones de pagos por un total de $270,000 millones de dólares, presupuesto que representa aproximadamente el 30 por ciento de la propuesta bipartidista.

En septiembre el IRS continuaba buscando a más de 9 millones de personas a los que aún les debía el primer pago de estímulo contemplado por la Ley CARES, lo que elevó aún más el costo total.

Relacionado: ¿Qué pasaría si expiran los beneficios de la Ley CARES y no hay una nueva ley de ayuda económica ni cheque de estímulo aprobado?

En caso de que los legisladores logren un acuerdo al incluir otros $280,000 millones de dólares en la propuesta bipartidista lo elevaría a más de $1 billón de dólares, que es más alto que la propuesta de los republicanos.

Sin un paquete económico la última ayuda federal expirará el 31 de diciembre que permite mantener una protección limitada a decenas de millones de estadounidenses alimentados y viviendo bajo un techo ante el temor de ser desalojados por falta de pago.

Te podrá interesar: