5 razones para dejar de beber jugos envasados

Los jugos no son tan saludables como imaginas, son casi como un refresco sin burbujas

Los jugos tienen tanto azúcar y calorías como los refrescos.
Los jugos tienen tanto azúcar y calorías como los refrescos.
Foto: Polina Tankilevitch / Pexels

Las frutas son saludables, por ello muchas personas piensan beber jugos 100% de frutas también lo es. ¿Los jugos procesados y hechos en casa son realmente saludables?

Los expertos en nutrición no califican como saludables los jugos procesados así como tampoco recomiendan los que preparamos en casa. Qué podría estar mal en un vaso de jugo de naranja, manzana, granada u otras frutas y verduras.

1. Misma cantidad y calorías que un refresco

Los jugos aún siendo 100% de frutas, deben limitarse aconseja la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH). Si bien a menudo contienen nutrientes saludables como vitaminas, minerales y fitoquímicos, contienen la misma cantidad de azúcar (aunque de azúcares de frutas naturales) y calorías que los refrescos.

Algunos jugos tienen el equivalente a más de 10 cucharaditas de azúcar. El refresco promedio de 12 onzas contiene aproximadamente de 35 a 45 gramos de azúcar. La misma cantidad de jugo de naranja tiene 30 gramos; el jugo de manzana 40 gramos; y el jugo de granada puede superar los 45 gramos, señala a Mind Body Green el Dr. Frank Lipman, reconocido en medicina funcional.

2. Carecen de un componente en la fruta y necesario en la dieta: ¡fibra!

Las frutas son fuente de fibra. Cuando conviertes la fruta en jugo estás dejando ir la fibra, ya que se elimina por el proceso de extracción.

La fibra favorece el tránsito intestinal; ayuda a disminuir la ayuda a reducir los niveles de glucosa y el colesterol en la sangre; y además tiene un efecto saciante, ingieres menos calorías en general. Si quieres beber frutas y verduras puedes optar por batidos.

3. Elevan rápidamente tus niveles de azúcar en sangre

Los jugos elevan rápidamente y con picos altos tus niveles de azúcar en sangre. Este efecto de los jugos se debe precisamente a la falta de fibra. Con las frutas enteras no sucede lo mismo, la fibra provoca que la liberación de glucosa en sangre sea más lenta.

Tu energía puede afectarse, ya que con la misma rapidez que sube, tiende a caer el azúcar en sangre.

4. Favorecen la obesidad

El cuerpo no “registra” las calorías líquidas, en realidad sí, pero se engaña. Una persona puede seguir comiendo incluso después de tomar una bebida alta en calorías, consumiendo más calorías en el día de las que consumirías sin el jugo. El cuerpo requiere de calorías pero no calorías vacías sin un real beneficio nutricional.

Además, las bebidas azucaradas puedan estimular el apetito por otros alimentos dulces con alto contenido de carbohidratos.

5. Aumentan tu riesgo de enfermedades

“Más allá del aumento de peso, el consumo rutinario de estas bebidas con alto contenido de azúcar puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y otras enfermedades crónicas. Además, un mayor consumo de bebidas azucaradas se ha relacionado con un mayor riesgo de muerte prematura”, explica la HSPH.

¿Dónde están las vitaminas? En los jugos procesados, durante el proceso de pasteurización de la bebida con el objetivo de destruir los microorganismos, se pierden las vitaminas que son sensibles al calor, como la vitamina C. Algunas marcas pueden reincorporar la pulpa y vitaminas.

Consumir la fruta entera te da las vitaminas con la mitad de azúcar y el beneficio de la fibra.

Te puede interesar: