Cuáles son las 5 señales de que estás comiendo mucha grasa

¿Problemas con tu energía y digestión? El cuerpo te puede estar enviando señales de que estas abusando de las grasas, las cuales son necesarias, pero no en exceso

Cuáles son las 5 señales de que estás comiendo mucha grasa
La mayoría de las grasas saturadas provienen de fuentes animales, incluida la carne y los productos lácteos.
Foto: Horizon Content / Pexels

El cuerpo necesita grasas, aunque no en grandes cantidades. Las grasas son parte esencial de una dieta equilibrada, lo que más importa es el tipo de grasa, las grasas saludables son necesarias y beneficiosas para tu cuerpo.

Los excesos frecuentes en el consumo de grasas, pueden tener efectos indeseados en tu salud como riesgo de enfermedad cardiaca. El cuerpo puede enviarte señales de estas comiendo mucha grasa, aquí algunas de ellas:

1. Sueño o cansancio

Cansancio
Foto: Shutterstock

Si bien tu cuerpo quema grasa para obtener energía, comer demasiadas grasas puede hacerte sentir cansado. Un estudio publicado en Nutrients encontró que aquellos adultos que comían más grasa tenían niveles más altos de somnolencia durante el día.

Los estudios de laboratorio sugieren que ciertas “neurohormonas intestinales” promueven la somnolencia, por lo que es plausible que una dieta alta en grasas pueda afectar de alguna manera la somnolencia diurna.

2. Diarrea

Foto: Shutterstock

Muchos alimentos grasosos pueden causarte diarrea. Cuando los alimentos grasos que ingieres no se absorben adecuadamente, el colon puede producir un exceso de líquido y causar diarrea, según explica Harvard Health Publishing.

3. Hinchazón y gases

barriga hinchada
Foto: Shutterstock

El cuerpo digiere las grasas lentamente, lo que da a los alimentos más tiempo para fermentar. Por ello, los alimentos con alto contenido en grasas pueden causar hinchazón y gases en algunas personas.

4. Aumento de peso

bascula
Foto: Shutterstock

La grasa es una fuente importante de energía, pero debes considerar que cualquier grasa que no sea utilizada por las células de tu cuerpo o que no se convierta en energía se convierte en grasa corporal. Al igual que sucede como los carbohidratos y proteínas no utilizados, también se convierten en grasa corporal.

5. Sueño ligero

Insomnio
Foto: Shutterstock

La ingesta baja de fibra y alta en grasas saturadas y azúcar se asocia con un sueño más ligero y menos reparador con más despertares, señala un pequeño estudio pubicado en el Journal of Clinical Sleep Medicine.

El colesterol alto

Consumir demasiadas grasas saturadas y grasas trans en la dieta puede aumentar el colesterol LDL “malo” en la sangre, lo que puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

¿Para qué necesitas grasas?

La grasa es una fuente de ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir por sí mismo. Las grasas ayudan a tu cuerpo a absorber las vitaminas solubles en grasa como la vitamina A, vitamina D y vitamina E, según explica el Servicio Nacional de Salud británico (NHS).

Los expertos en nutrición de Harvard recomiendan concentrarse en comer grasas “buenas”, limitar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas y evitar las grasas trans “malas”.

La mayoría de las grasas saturadas provienen de fuentes animales, incluida la carne y los productos lácteos, así como algunos alimentos vegetales, como el aceite de palma y el aceite de coco.

En los Estados Unidos, las mayores fuentes de grasas saturadas en la dieta son la pizza, el queso, la mantequilla, el helado, productos cárnicos (salchichas, tocino, ternera, hamburguesas) y comida rápida.

Las grasas trans, se pueden encontrar en aceite vegetal parcialmente hidrogenado. También se encuentran naturalmente en niveles bajos en algunos alimentos, como la grasa de res y los productos lácteos.

Te puede interesar: