Cómo identificar la depresión en adultos mayores

En esta etapa de la vida nuestros familiares son más vulnerables a la depresión. No basta cubrir sus necesidades, es preciso acompañarles y prestarle atención a los síntomas que puedan estar manifestando.

El adulto mayor necesita la compañía y atención de sus familiares.
El adulto mayor necesita la compañía y atención de sus familiares.
Foto: Shutterstock

Así como los demás, los adultos mayores también son susceptibles a sufrir de depresión, tres factores determinantes de la aparición de la depresión en esta etapa de la vida nos permitirá identificarla, como son el aislamiento, soledad, y el duelo por la partida de un ser querido.

El entorno familiar del adulto mayor debe estar atento a él, para poder detectar e identificar los signos que puedan indicar la manifestación de un cuadro depresivo, esto con el objetivo de tratarlo de la manera más rápida y eficiente posible. A continuación, te indicaremos algunos aspectos a los que debes prestar atención:

1.   Circunstancias que los hacen más vulnerables

Hay circunstancias que hacen a los adultos mayores más susceptible a desarrollar depresión. Una de las más frecuentes es la soledad, que aparece cuando el hogar del adulto mayor se vacía ya sea por la muerte de sus familiares, o por la independización de sus hijos y/o nietos con el pasar del tiempo.

La soledad puede conducir a una situación de aislamiento, especialmente en los casos donde el adulto mayor no recibe visitas de familiares, amigos o compañeros de trabajo. El aislamiento es un caldo de cultivo para la enfermedad, y un escenario que preferiblemente debe evitarse.

La propensión a la depresión puede aumentar si el adulto mayor sufre algún tipo de enfermedad que le impida realizar una o a varias actividades que solía hacer, y si la enfermedad le impulsa a apoyarse en su entorno. Esto implica una disminución de la calidad de vida, y una pérdida parcial de independencia.

soledad
La pandemia ha incrementado los casos de depresión en ancianos. Foto: Shutterstock

2.   Signos de alarma

La depresión en los adultos mayores se relaciona principalmente con ideas irracionales de culpa, ruina personal y de muerte. Expresiones que indican estos signos son “Por mi culpa no pueden salir donde quieran”, “Espero que Dios se acuerde de mí”, “Solo soy una carga”, etcétera.

La enfermedad fomenta también una continua comparación del presente con el pasado, que básicamente consiste en el adulto mayor hablando de lo que podía hacer antes y que ahora no puede realizar, o al menos no con la misma facilidad. Dicha comparación ocurre con un tono melancólico.

También es relativamente frecuente la maximización de lo negativo y la minimización de lo positivo. Esto sucede, por ejemplo, cuando el adulto mayor le da mucha más importancia a quienes se han ido y no a las personas que aún están con él.

Los adultos mayores no suelen comunicar los que les ocurre ni lo que piensan, quizá porque no quieren ser una fuente de angustia o preocupación para su entorno. Por esto, las personas a su alrededor deben estar muy pendientes para de rápidamente identificar alguna irregularidad.

Las consecuencias de la depresión en esta etapa de la vida son muy graves, razón por la que es importante que el entorno del adulto mayor no deje de acompañarlo ni de brindarle un ambiente cómodo y agradable para él, pero sobre todo que les insistan en reconocer su valor.

También te puede interesar:

¿Existe el estrés bueno y el estrés malo? Descubre sus distintos tipos

No quieras ser perfecto: 3 simples pasos para reducir el estrés en medio de la pandemia

¿Cómo el chocolate te ayuda a reducir el estrés?