9 consejos para mejorar tu sistema digestivo y tus evacuaciones

Haciendo algunos cambios en nuestra alimentación, podemos acelerar el proceso digestivo y controlar nuestras evacuaciones de manera que se produzcan regularmente.

Apostar por el consumo de remedios naturales elaborados con especias y hierbas medicinales, se asocia con grandes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que combaten hinchazón y gases.
Apostar por el consumo de remedios naturales elaborados con especias y hierbas medicinales, se asocia con grandes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que combaten hinchazón y gases.
Foto: Shutterstock

Evacuar es una de las funciones básicas de nuestro organismo. Permite que el cuerpo se deshaga de los desechos, evitando que ellos se acumulen y ocasionen estragos. Por ende, es crucial fomentar la buena salud digestiva e intestinal.

Nosotros podemos incidir directa e indirectamente sobre la frecuencia de nuestras evacuaciones, principalmente mediante nuestra alimentación, ya sea con lo que comemos o lo que dejamos de comer. No obstante, no es la única variable en juego.

1.  Beber agua caliente

Beber agua caliente apenas despiertes es una manera rápida y sencilla de estimular el sistema digestivo y afinar tus evacuaciones. El agua fría también sirve, pero en menor medida.

Es probable que el agua caliente ayude en tanto calienta los intestinos, fomentando una mayor dinamicidad de estos.

2.  Consumir jengibre fresco

Dado que el jengibre es un antinflamatorio natural, tiene la capacidad de inducir contracciones en tu estómago. Dichas contradicciones ayudarán a que el sistema digestivo esté en movimiento y desemboque en evacuaciones.

3.  Cenar temprano

El cuerpo se encuentra aletargado por la noche, lo que repercute en una digestión más lenta de los alimentos y, en consecuencia, un retraso en tus evacuaciones, lo que puede ser una auténtica molestia si ya has logrado cierto hábito.

4.  Comer alimentos altos en fibra

vegetales altos en fibra
Los alimentos altos en fibra nos permitirán acelerar el tránsito intestinal, favoreciendo nuestra salud digestiva. Foto Shutterstock

Los alimentos con un elevado contenido en fibra aumentan el volumen y la suavidad de nuestras evacuaciones, de esta manera se evita el estreñimiento y se previene el cáncer de cólon. En caso de que tengas una dieta baja en fibra, es recomendable que aumentes la proporción de manera paulatina para evitar una constipación.

Aumentar el volumen y la suavidad de nuestras evacuaciones. De esta manera se evita el estreñimiento y previene el cáncer de cólon.

5.  Tomar líquidos

El consumo de líquidos te ayudará a tener un mejor sistema digestivo en términos generales. Los batidos espesos hechos con hierbas tienen bastante fibra, lo que es un plus para el ritmo de tus evacuaciones.

6.  Beber vinagre de manzana

Un truco bastante simple y útil para darle una mano a nuestro sistema digestivo es beber un poco de vinagre de manzana. Pese a que no hay muchos estudios sobre ello, se cree que esta sustancia puede elevar los ácidos estomacales y la pepsina, una enzima que descompone las proteínas y que además puede matar a las bacterias perjudiciales.

7.  Tomar suplementos de magnesio

El magnesio relaja los intestinos y les lleva agua, lo que suaviza las evacuaciones y las hace más fáciles de expulsar. También puede servir para mejorar la calidad del sueño.

8.  Beber café

La cafeína contenida en el café es un poderoso estimulante para el movimiento intestinal. Si este proceso está lento, tomar 1 o 2 tazas de café puede ser la llave para reactivarlo y que te lleve directamente al baño.

9.  Comer cáscaras de Plantago Ovata

Estas cáscaras vienen de las semillas de la planta Plantago Ovata. Estas semillas tienen una capacidad prebiótica que fomenta el movimiento intestinal al extraer la cantidad extra de agua y empujar los alimentos y desechos en la dirección correcta.

Con estos consejos podrías garantizar una mayor regularidad de tus evacuaciones intestinales, lo que para algunas personas es muy importante en la medida en que les genera confianza respecto a ese punto específico de su salud.

También te puede interesar:

Cómo empezar a consumir Omega 3 de manera correcta para mejorar tu salud

9 alimentos fermentados que protegen tu sistema digestivo

Qué es la harina refinada y qué efectos tiene su consumo habitual en el organismo

12 mitos que cambiarán drásticamente tu alimentación