¿La alimentación basada en plantas es saludable para los niños?

Los nutricionistas y pediatras señalan que una alimentación basada en plantas puede ser muy saludable para los niños; también comparten algunas pautas generales a seguir

¿La alimentación basada en plantas es saludable para los niños?
La Academia Estadounidense de Pediatría señala que una alimentación basada en plantas puede ser una buena opción para los niños.
Foto: Pxhere

Una dieta basada en plantas significa que la mayoría de sus alimentos provienen de fuentes vegetales como verduras, frutas, nueces, legumbres, frijoles y granos. Se puede comer carne si se desea pero los alimentos vegetales son el foco principal de las comidas. Los expertos en nutrición y pediatras responden si la alimentación basada en plantas puede ser saludable y segura para los niños.

Hay dietas a base de plantas que han demostrado ser beneficiosas para la salud, como la dieta mediterránea, donde las proteínas animales se consumen en cantidades bajas a moderadas, siendo la preferida el pescado. La dieta mediterránea es conocida por su potencial para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, así como diabetes, obesidad e incluso reducir el riesgo de Párkinson.

La Fuente de la Nutrición de Harvard señala que existe evidencia convincente de que una dieta rica en frutas y verduras puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Una dieta basada en plantas saludable para los niños

La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) señala que una dieta a base de plantas que incluya huevos y lácteos asegura que los niños tengan todos los nutrientes necesarios para crecer saludablemente.

Una dieta vegana sin huevos ni lácteos también puede ser saludable y completa con la condición de que se maximicen las fuentes de vitamina B12, calcio, zinc, vitamina D y hierro.

La dietista pediátrica Jennifer Hyland señala en Well+Good que prefiere la dieta a base de plantas a la dieta vegana porque todavía deja espacio para la carne, de paso señala que “los niños necesitan mucha menos carne de lo que algunos piensan”.

“Además de la carne, las nueces, las semillas, los frijoles, las legumbres y el tofu son excelentes fuentes de proteínas para los niños”, indica Hyland.

La pediatra Lisa Patel  explica que lo principal a tener en cuenta, tanto para los adultos como para los niños, es que la dieta debe estar equilibrada, con fibra, proteínas, carbohidratos y grasas.

Cómo seguir una dieta a base de plantas según la AAP

1. Al menos la mitad del plato debe contener verduras de una variedad de colores. Comer verduras de hoja verde por lo menos una vez al día.

El plato de alimentación saludable de Harvard sugiere dividir la otra mitad entre granos integrales y proteínas saludables.

Entre los cereales integrales están el trigo integral, el arroz integral, la quinua y los alimentos elaborados con ellos, como la pasta integral y el pan 100% integral.

2. Incluir cantidades más pequeñas de carne o eliminarla de 1 a 2 comidas por semana.

Entre las proteínas saludables de origen animal se encuentran el pescado, los huevos y las aves (como el pollo y el pavo). Entre las opciones de proteínas vegetales para integrar una comida saciante, se incluyen frijoles, tofu, lentejas y frutos secos.

3. Optar por las grasas saludables, las que se pueden encontrar en nueces, semillas, aguacate, aceitunas y aceites de oliva.

4. Elegir las frutas como postre.

Alimentos nutritivos y poco procesados

Tanto Hyland como Patel enfatizan la importancia de elegir alimentos integrales ricos en nutrientes en lugar de los alimentos muy procesados ​​y pobres en nutrientes. 

Te puede interesar: