$63,000 millones de dólares han sido robados de los beneficios de seguro de desempleo en Estados Unidos desde 2020

Los criminales utilizan los datos del seguro social para reclamar beneficios por desempleo. La cantidad de dinero podría ser superior al presupuesto que tiene el Departamento de Seguridad Nacional

California ha sido la entidad más atacada por las organizaciones criminales que están robando dinero de los beneficios por desempleo.
California ha sido la entidad más atacada por las organizaciones criminales que están robando dinero de los beneficios por desempleo.
Foto: Sora Shimazaki / Pexels

Todos los estados han sido afectados por una nueva oleada de estafas que están atacando los sistemas de seguridad ya que cientos de criminales han desviado miles de millones de dólares de los programas de desempleo durante la pandemia de coronavirus.

El problema está afectando a los contribuyentes y retrasando los pagos de las personas que han perdido su empleo además de convertir a miles de estadounidenses en víctimas de robo de identidad.

La agencia AP reveló en un informe que muchos estados no han salvaguardado de manera adecuada sus sistemas de seguridad, además que muchos ni siquiera han reconocido de manera pública el alcance del problema.

El origen de los fraudes se basa en robo de identidad de bancos, de agencias de calificación crediticia y de sistemas de salud que en su mayoría las organizaciones criminales provienen de países como Rusia, Nigeria y China. Los criminales están utilizando la red oscura para inundar los sistemas estatales de desempleo con solicitudes falsas.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos está investigando el fraude que están cometiendo organizaciones criminales internacionales, dijo Joshua Stueve, portavoz de la división criminal del departamento.

La Oficina del Inspector General del Departamento de Trabajo estima que se han pagado más de $63,000 millones de dólares por fraudes, aproximadamente el 10% del importe total se han obtenido de los programas de desempleo relacionados con la pandemia del coronavirus desde el mes de marzo de 2020.

Según el republicano Kevin Brady, que pertenece al Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, dijo que la estimación de los $63,000 millones de dólares “es mayor que todo el presupuesto que tiene el Departamento de Seguridad Nacional“.

Los estados con mayores fraudes

California ha sido la entidad más atacada por los criminales y se estima que más de $11,000 millones de dólares han sido han sido extraídos en pagos fraudulentos y otros $19,000 millones a través de cuentas sospechosas.

Colorado ha pagado a los estafadores más de $6,500 millones dólares de solicitudes de desempleo.

En Ohio se estima que el estado ha pagado al menos $330 millones de dólares en solicitudes de subsidio por desempleo fraudulentas por la pandemia. Casi 800,000 de las 1.4 millones de solicitudes que se han recibido fueron marcadas como posibles fraudes.

En Indiana, Kentucky y Maryland, los funcionarios dijeron que al inicio del año al menos dos tercios de las reclamaciones por desempleo que recibieron fueron clasificadas como sospechosas debido a problemas para verificar las identidades.

En Maryland los funcionarios dijeron que descubrieron una empresa criminal que había robado más de $500 millones dólares en prestaciones por desempleo.

Los criminales están utilizando los recursos del programa de Asistencia al Desempleo Pandémicoque fue aprobado por el Congreso el año pasado y que ha representado una manera para que miles de trabajadores independientes puedan recibir recursos para sobrevivir.

Nueva York

El Departamento del Trabajo ha detectado que tan solo en Nueva York se han registrado miles de casos de fraude después de que el estado bloqueó $5,500 millones de dólares en reclamaciones de desempleo fraudulentas y en Nueva Jersey $2,500 millones.

El Departamento de Justicia ha alertado a los estados para que tomen las medidas necesarias para prevenir más fraudes. La Oficina del Inspector General del Departamento del Trabajo de Estados Unidos dijo que tan solo el año pasado 22 de las 54 agencias estatales continuaban si seguir las recomendaciones para compartir información y evitar fraudes.

Relacionado: Cómo detectar y evitar las estafas con cheques de estímulo falsos

El modus operandi

Los estafadores utilizan los números de la Seguridad Social en las reclamaciones y los comparan si se están utilizando en varios estados o inclusive están vinculados a personas que han fallecido.

La oficina dijo que había encontrado $5,400 millones de dólares en pagos fraudulentos desde marzo hasta octubre. La mayor parte, $3,500 millones de dólares, procedía de reclamaciones que utilizaron los mismos números de seguridad social en varios estados. Tan solo un mismo número fue utilizado en reclamaciones de beneficios de desempleo en 40 estados. Por esa reclamación 29 estados pagaron un total de más de $220,00 dólares.

El estado de Virginia está investigando cómo el sistema de empleo permitió pagos falsos de $40 millones de dólares a través de estafas relacionadas con personas que permanecen recluidas en centros penitenciarios.

El Departamento de Justicia dice que las personas cuyas identidades son utilizadas para reclamar prestaciones fraudulentas no se enteran hasta que reciben su declaración de impuestos.

El Departamento de Justicia ha pedido que no entregues ningún tipo de información personal a través de correos electrónicos o llamadas telefónicas ya que podría tratarse de una forma en que los delincuentes obtienen tus datos para reclamar una prestación en tu nombre.

La administración del presidente Biden se ha comprometido a reducir el fraude por los recursos de los beneficios de desempleo mientras amplía las prestaciones hasta septiembre como parte del Plan de Rescate Americano enviando a los estados $200 millones de dólares para combatir los robos.

Te podrá interesar: