Ayuno “particular”: monjes europeos realizaban ayuno con cerveza durante la Cuaresma en la Edad Media

¿Alguna vez pensaste en un ayuno con cerveza? Unos monjes así lo decidieron y crearon su propia bebida para consumir durante la Cuaresma y también la ofrecían a los necesitados; la cerveza aún se sigue elaborando por importante cervecera

Los monjes ofrecían “el pan líquido” como limosna al pueblo humilde.
Los monjes ofrecían “el pan líquido” como limosna al pueblo humilde.
Foto: Pxhere

La Cuaresma es un periodo de preparación a la Pascua que dura cuarenta días. A lo largo de este tiempo, aunque no están obligados, algunos católicos realizan prácticas como el ayuno y la abstinencia de carne. Si alguna vez te preguntaste sobre la posibilidad de un ayuno con cerveza, unos monjes así lo practicaron.

Actualmente, durante los 40 días que dura la Cuaresma, los católicos no están obligados a dejar de consumir alimentos sólidos, pero tienen que realizar alguna penitencia. La cerveza suele estar relacionada con momentos de ocio, pero en el pasado, un grupo de monjes paulinos la consideraron una bebida para preparar su cuerpo y mente para los días santos.

Los monjes han tenido participación parte importante en la evolución de la cerveza. La cerveza ha sido elaborada por culturas antiguas desde hace más de 9 000 años, pero de acuerdo a History, las bebidas de sabor más moderno no llegarían hasta la Edad Media, cuando los monjes cristianos y otros artesanos comenzaron a elaborar cervezas condimentadas con lúpulo.

Cerveza Salvator

La cerveza Salvator es una bebida de mayor tradición de la compañía alemana Paulaner. La cervecera fue fundada en 1634 por monjes cerveceros quienes decidieron crear cerveza para efectuar el ayuno en Cuaresma, también ofrecían “el pan líquido” como limosna al pueblo humilde, hecho que generó enojo en las cervecerías burguesas.

En una carta de denuncia que los monjes escribieron al magistrado de Múnich se considera el certificado de nacimiento de la cervecería Paulaner. Salvator se ha estado elaborando durante más de 375 años de acuerdo con la receta original y que a decir de la compañía se ha perfeccionado continuamente a lo largo de los años.

Fue en el siglo XVII, cuando un grupo de monjes de la Orden de los Mínimos (Paulaner monks, en alemán), fundada por San Francisco de Paula, se mudó del sur de Italia al monasterio de Neudeck ob der Au en Baviera.

Martin Zuber, el maestro cervecero y sommelier de cerveza de Paulaner, explica que los monjes no podían consumir alimentos sólidos, por lo que decidieron crear una cerveza fuerte que llamaban “el pan líquido”.

La cerveza era una bebida carbohidratos y nutrientes que los ayudaban a soportar el ayuno y que también compartían con los necesitados. Zuber señala que la cerveza de los monjes fue bautizada con el nombre “Salvator”, que viene de “Sankt Vater”, se traduce en “la cerveza del Santo Padre”.

Paulaner describe a la cerveza Sarvator, de alto contenido alcohólico y baja fermentación “con una corona de espuma color caramelo, esta cerveza de tonalidad castaña, combinada con su seductor aroma de chocolate, despliega su agradable intensidad en cada sorbo. A ella se le une la malta más fina de Múnich, completada con una ligera nota de lúpulo en el paladar”.

La cervecera Paulaner está presente en 70 países y paticipa en la Oktoberfest (Fiesta de la Cerveza) de Múnich y realiza la prueba anual de la cerveza Salvator.

Te puede interesar: