¿Qué comen realmente los mexicanos para celebrar el Cinco de mayo?

El Cinco de mayo es una importante celebración para los mexicanos, sobre todo en Estados Unidos. Más allá de los burritos y las margaritas, existen algunos platillos de legendaria tradición con los que se acostumbra festejar en toda la República mexicana ¡Toma nota!

La gastronomía mexicana es el resultado de una mezcla de ingredientes locales, técnicas culinarias y utensilios prehispánicos, que dan lugar a emblemáticos platillos tradicionales.
La gastronomía mexicana es el resultado de una mezcla de ingredientes locales, técnicas culinarias y utensilios prehispánicos, que dan lugar a emblemáticos platillos tradicionales.
Foto: Shutterstock

Sin lugar a dudas el Cinco de mayo es una celebración muy esperada por los mexicanos, sobre todo aquellos que radican en Estados Unidos. La realidad es que es el tipo de fiesta que puede llegar a compartir algunas similitudes con el día de San Patricio y caer en ciertos mitos creados por el marketing convencional. De tal modo que no resulta sorprendente que muchos relacionen esta celebración con un día para comer tacos y beber margaritas ¿La realidad? Así como no encontrarás carne en conserva y cerveza verde en Irlanda el día de San Patricio, en México tampoco celebran con tacos de carne molida, burritos, nachos y margaritas congeladas.

Lo primero que tenemos que decir es que se trata de una auténtica celebración del patrimonio cultural de México. Además muy al contrario de la típica creencia popular: El Cinco de mayo no es la Independencia de México, es una fecha en la que se celebra la victoria mexicana en la Batalla de Puebla durante la guerra franco-mexicana. De hecho este sucede se produjo después de importantes sucesos como la independencia de México de España, la guerra entre México y Estados Unidos y la guerra civil mexicana.

Si bien es una fecha importante en todo México, se celebra con especial énfasis en Puebla sobre todo en la capital del estado. El Cinco de mayo en Estados Unidos, es una fecha en la que se aprovecha para dar rienda suelta a esos antojos por la inigualable comida tradicional mexicana. No en vano, la cocina mexicana forma parte de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, un reconocimiento que se otorga solo a otra cocina en el mundo (la francesa). Lo cierto es que muchos de los platillos y bebidas con las que se celebra en Estados Unidos esta emblemática fecha, no forman parte de la cocina real mexicana. 

¿Qué hace que la comida tradicional mexicana sea digna de tal distinción? El uso de ingredientes locales, los métodos de elaboración, las antiguas recetas e inclusive los utensilios, todos son aspectos que se unen para darle esa emblemática identidad a la gastronomía mexicana. Es importante decir que Puebla es considerada la capital culinaria de México, con base  en ello nos dimos a la tarea de seleccionar los platillos más icónicos de la región y otros dignos representantes de icónicas cocinas de diferentes estados de la República mexicana. Sin lugar a dudas forman parte indiscutible de la inmensa herencia cultural de México y son un clásico en toda celebración. 

1. Mole Poblano

Probablemente el mole poblano es el platillo más consumido en Puebla el Cinco de mayo. Además es simplemente un plato que ha dado la vuelta al mundo, se trata de una salsa exótica y de lo más auténtica. Se elabora con ingredientes molidos como son diferentes tipo de chiles, especias y semillas, que dan como resultado diferentes tipos de mole que viene en todos los colores y consistencias. Sin embargo, de manera particular el mole poblano espeso y oscuro ha dejado su huella en el mundo gastronómico internacional. Cuenta la leyenda que el mole poblano fue creado por primera vez en la cocina del convento de Santa Rosa en Puebla por Sor Andrea de la Asunción a fines del siglo XVII. Actualmente el mole suele ser la salsa perfecta para acompañar todo tipo de carnes, arroz y es una de las salsa favoritas para elaborar enchiladas. 

Mole poblano
Mole poblano. /Foto: Shutterstock

2. Chalupas

Las chalupas son una icónica comida callejera poblana, por lo mismo son un digno representante de los antojitos mexicanos y son de los platillos más consumidos en la celebración del Cinco de mayo. Su consistencia es similar a las tostadas, se trata de tortillas gruesas fritas cubiertas con carne desmenuzada, salsa, cebolla picada y queso fresco. Son la botana perfecta y es muy fácil encontrarlas en cualquier esquina y puesto de antojitos mexicanos, lo mejor de todo es que son muy accesibles y fáciles de preparar el casa. 

Chalupas con salsa verde y roja./Foto: Agencia Reforma

3. Pozole

El pozole es mucho más que una sopa típica mexicana, es un alimento completo reflejo de una  inmensa tradición. Es tan popular en México que existen muchas variantes, su base es el maíz cacahuacintle y según la región puede ser blanco, rojo o verde; también  dependiendo el estado de la República mexicana suelen agregarle diferentes tipos de carne. Lo que nunca puede faltar son las clásicas guarniciones que se agregan al gusto como aguacate, lechuga, rábano, queso, chicharrón y, por supuesto, chile en salsa o en polvo para darle su toque picante. Lo cierto es que el pozole se disfruta en absolutamente todo el territorio mexicano y es un platillo que simplemente no puede faltar en una celebración del Cinco de mayo. 

Pozole./Crédito: Tono Balaguer/Canva

4. Enchiladas

A nivel nacional e internacional, las enchiladas son simplemente el platillo estrella en todo restaurante de comida mexicana por lo tanto es muy normal estar familiarizados con su presentación e ingredientes. Sin embargo su sello auténtico y original solo lo encontraremos a lo largo de todo el territorio mexicano, es un plato que consiste en tortillas suaves de maíz rellenas de res, pollo, pavo o cerdo, y queso. Gran parte de su versatilidad es que se pueden complementar con todo tipo de salsas: roja, verde, de frijoles, mole y pipianes, que hacen que sea un platillo que se adecua a todos los gustos. Se sirven con deliciosas guarniciones como queso, crema, chiles y algunas verduras frescas como jitomate, lechuga en tiras delgadas, cebolla picada o guacamole. Entre los datos más increíbles sobre las enchiladas, podemos decir que en cada región o estado tienen una forma particular de prepararlas.

Enchiladas potosinas. /Foto: Agencia Reforma

5. Chiles en nogada

Los chiles en nogada son simplemente uno de los platillos más emblemáticos de la gastronomía mexicana, sobre todo de las celebraciones relacionadas con la Independencia de México. Se dice que fueron inventados en el convento de Santa Mónica para la visita de Agustín de Iturbide a Puebla en 1821. Entre sus datos curiosos se sabe que es un plato que simboliza la independencia de México y está compuesto por los colores de la bandera mexicana: rojo, blanco y verde. Se preparan con el famoso chile poblano, una variedad bastante grande y poco picante, lo cierto es que se trata de un plato que es un digno representante de la gastronomía mexicana a nivel internacional por la delicadeza de sus sabores y lo llamativo de su presentación. Se caracteriza por su exquisito relleno elaborado con un guisado de carne de cerdo y/o res, acompañado de frutos como plátano, manzana, pera o durazno, mientras que la salsa que lo cubre está hecha a base de nueces de castilla. Al momento de servirlo, el plato es decorado con perejil y granada para representar los colores de la bandera de México.

Chiles en nogada. /Foto: Shutterstock

6. Cochinita pibil

Simplemente no podemos irnos sin mencionar una de las delicias más icónicas de la gastronomía mexicana y un tesoro originario de la península de Yucatán: la cochinita pibil. Se trata de uno de los platos más deliciosos y sencillos, cuyo estilo de cocción se originó durante la época de los mayas. Es un plato de elaboración tradicional y consiste en envolver carne de cerdo adobada en achiote en hojas de plátano. Cabe mencionar que el achiote es utilizado hace siglos en América Central y del Sur, se caracteriza por un peculiar tono rojizo que lo hace ideal para diversos usos, incluyendo el gastronómico. Además su método de cocción es único ya que de manera típica suele elaborarse en un horno de tierra, se acompaña con una salsa de cebolla morada curtida en jugo de naranja agria y chile habanero. En México suele aprovecharse para elaborar todo tipo de antojitos mexicanos, es de los rellenos consentidos en tacos, tortas, pambazos y quesadillas.

Cochinita pibil.
Cochinita pibil./Foto: Shutterstock

Te puede interesar: