Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas amenazó con cárcel a quienes no se vacunen contra el COVID-19

Filipinas solo ha logrado vacunar con la dosis completa a 2.1 millones de personas, de los casi 110 millones de habitantes que tiene el país

Rodrigo Duterte, presidente de Filipinas amenazó con cárcel a quienes no se vacunen contra el COVID-19
Los niveles de vacunación en Filipinas son bajos.
Foto: EFE

Un fuerte y amenazante llamado lanzó este día el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte a la población que no se quiera vacunar contra el COVID-19 y aseguró que quienes no hagan caso a su petición irán a prisión.

Y es que Filipinas trata de frenar los contagios del coronavirus, donde se han registrado alrededor de 1.3 millones de casos y más de 23,000 muertes.

Por eso, el presidente Duterte lanzó la fuerte amenaza a sus ciudadanos que se oponen a vacunarse.

“Si no quiere vacunarse, haré que lo arresten y luego le inyectaré la vacuna en las nalgas”, advirtió Rodrigo Duterte, quien se ha caracterizado por su temperamental y polémico carácter.

“Ustedes eligen, vacúnense o haré que los encarcelen“, amenazó Duterte durante su mensaje que fue televisado.

La amenaza del presidente Duterte se da luego de que se reportaran bajos niveles en los centros de vacunación contra el coronavirus.

Esas declaraciones del mandatario filipino contrastan con los dichos de sus funcionarios, quienes aseguran que la vacunación es voluntaria.

Aunque después, el presidente Duterte quiso suavizar sus amenazas.

“No me malinterpreten, hay una crisis en este país… solo me exaspera que los filipinos no hagan caso al Gobierno”, precisó el mandatario.

Pero indicó, que buscará los recursos legales dentro de la ley de emergencia vigente para buscar la manera de obligar a la población a recibir la dosis del fármaco.

Población se resiste a la vacuna contra el coronavirus

Muchos filipinos son reticentes a vacunarse después de la controversia suscitada en 2016 con una vacuna contra el dengue promovida por el gobierno entre la población infantil y de la que después se supo que aumentaba el riesgo de síntomas severos en pacientes que no hubieran sufrido la enfermedad en el pasado.

Hasta la fecha, el país solo ha logrado vacunar con la dosis completa a 2.1 millones de personas, de los casi 110 millones de habitantes de la nación.

El objetivo de las autoridades es lograr vacunar a 70 millones de personas antes de final de año.

Con información de EFE

 

También puedes leer:

Estados Unidos se declara “alarmado” por la situación en Nicaragua

COVID-19: La variante delta está causando incremento de hospitalizaciones en Missouri

Plan de vacunación de Biden para el 4 de Julio en peligro, mientras 25% de adultos rechaza inmunización contra COVID-19

Estados Unidos lanza advertencia a China si no colabora en investigaciones sobre el origen del COVID-19

Preocupa a la Casa Blanca el bajo nivel de vacunación entre los jóvenes