Negocios fronterizos de Estados Unidos casi en la quiebra por falta de consumidores mexicanos

Autoridades esperan que este miércoles se anuncie la reapertura en la frontera sur porque los negocios estadounidenses están resintiendo gravemente la ausencia de compradores mexicanos

Ciudades fronterizas de Estados Unidos desean ver de nuevo las largas filas de consumidores mexicanos.
Ciudades fronterizas de Estados Unidos desean ver de nuevo las largas filas de consumidores mexicanos.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

En las ciudades fronterizas de Estados Unidos hay un común denominador: la ausencia de consumidores mexicanos ha provocado el cierre de una gran cantidad de negocios y muchos otros están en grave riesgo de cerrar.

Las entidades fronterizas de los cuatro estados colindantes con México están cerradas, a pesar del avance del programa binacional de vacunación anticovid, publicó Milenio.

La decisión de mantener cerradas las fronteras se ha postergado 18 meses y las autoridades estadounidenses fronterizas advierten que ya no pueden seguir solo con apoyos económicos gubernamentales.

3,169 kilómetros de frontera entre México y Estados Unidos quedaron paralizados al comercio y actividades no esenciales como medida para intentar frenar la pandemia.

Las autoridades locales norteamericanas esperan que este miércoles se anuncie la reapertura de la frontera México-Estados Unidos para actividades no esenciales, ante la crisis económica que enfrentan por la falta del turismo mexicano.

Milenio recorrió diferentes estados desde el golfo hasta el pacífico para comprobar una realidad dramática: una economía estancada, negocios cerrados, garitas vacías y la desesperación de las autoridades y empresarios de la región que enfatizan que con el avance de la vacunación binacional ya no hay pretexto para que el bloqueo continúe.

Con el cierre los mexicanos están consumiendo localmente y las autoridades y empresarios aseguran que del otro lado de la frontera, en las ciudades mexicanas, la economía local ha mejorado.

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), señala que el consumo mexicano arroja ganancias por $45,000 millones de dólares en la frontera, cifra que hoy está en crisis ante las restricciones impuestas.

En Laredo, Texas, las calles que colindan con el puente internacional lucen vacías. Desde las casas de cambio y comercios lucen sin gente o en el peor caso, ya cerraron, pues en esta ciudad, la economía local depende en un 50 por ciento de México.

En El Paso, la frontera con Ciudad Juárez, la situación es similar, comercio local paralizado y el puente Paso del Norte está cerrado a los mexicanos. Las ventas en El Paso dependen en un 80 por ciento de los compradores que llegan de Ciudad Juárez.

En Arizona, la ciudad de Nogales se sostiene en un 70 por ciento de los impuestos por consumo de quienes ingresan por el puente fronterizo, pero hoy, la ciudad enfrenta los estragos económicos de la pandemia.

En San Diego, la garita de San Ysidro sigue cerrada provocando pérdidas por $7 millones de dólares semanales y al menos 200 negocios ya están cerrados.

El fenómeno resulta inusual en un puente internacional cuya imagen cotidiana previa a la pandemia era de filas y filas de mexicanos que cruzaban para cargar gasolina y adquirir productos norteamericanos.

Los alcaldes norteamericanos demandan lo mismo para sus economías: “Dejen de pensar The Washington style y ¡Abran ya las fronteras!”

También te puede interesar:

Jeff Bezos viajó al espacio y regresó: cómo afectó la travesía a las acciones de Amazon

Delta, American Air Lines y United encabezan clasificación de las aerolíneas más valiosas del mundo

Estados Unidos solo estuvo en recesión económica dos meses y la superó en mayo 2020