Se agrava falta de conductores de camiones: hay pocos y empleadores ya no pueden dar más aumentos

Los centros de trabajo en general están ofreciendo aumentos salariales para atraer personal, pero en la industria del transporte los empleadores ya no pueden ofrecer más, lo que complica aún más la situación para volver a contratar camioneros

Se requieren 33,000 trabajadores del volante para regresar a los niveles con los que se contaba en febrero de 2020.
Se requieren 33,000 trabajadores del volante para regresar a los niveles con los que se contaba en febrero de 2020.
Foto: Cottonbro / Pexels

La necesidad de trabajadores en la industria del transporte por carretera está pasando momentos muy difíciles, porque además de que los empleadores están sufriendo para encontrar conductores deben ofrecer más aumentos, que por el momento no pueden sufragar, publicó Yahoo! Finance.

Eric Fuller, director ejecutivo de US Xpress, comentó que su empresa ha aumentado entre un 30% y un 35% los salarios totales durante los últimos 12 meses, pero admite que es posible que se necesiten más que eso.

Para el directivo la situación que está viviendo el sector es la más mala que ha visto en su carrera. Asegura que la expiración de los beneficios por desempleo en algunos estados ha traído de regreso a algunos conductores, pero le preocupa que recuperar el déficit restante resulte más complicado.

Y es que los trabajadores del volante han mostrado una preferencia por empleos que les permitan pasar más tiempo con sus familias, lo que significa que los sectores de manufactura o construcción podrían estar atrayendo el talento que US Xpress y otras compañías de transporte requieren.

Fuller explicó que el problema es que se podría requerir otro 20% a 30% de aumentos salariales para evitar que los posibles conductores acepten otros trabajos, pero su compañía ya no se puede permitir más aumentos en esos rangos por el momento.

El incremento de los gastos asociados a salarios más altos y los costos de contratación está afectando a las empresas y a los consumidores, que son los que finalmente pagan el envío.

“Las tarifas y los precios definitivamente se están transfiriendo al remitente”, dijo Fuller.

La Oficina de Estadísticas Laborales registró que en los momentos más difíciles de la pandemia de Covid-19, la industria del transporte por camión perdió el 6% de su fuerza laboral, que antes de la pandemia se situaba en 1.52 millones de trabajadores.

Hasta el mes de julio la industria había recuperado aproximadamente 63,000 plazas de esos trabajos perdidos, pero aún están faltando 33,000 trabajos para regresar a los niveles de empleo con los que se contaba en febrero de 2020.

Para Fuller es posible que las cosas cambien de manera permanente y que el grupo de posibles conductores puede haber sufrido modificaciones estructurales.

También te puede interesar:

Deuda estudiantil: 1 de cada 10 estadounidenses deben todavía dinero desde hace 20 años atrás

Tras divorcio de los Gates, fortuna de Bill disminuye y la de Melinada aumenta

Luchadora olímpica de EE. UU. que ganó oro comprará con su premio “food truck” para su mamá