Kathy Hochul anunció que buscará ser electa gobernadora de Nueva York en 2022

Le toca completar el actual período dejado por Cuomo, que termina el 1 de enero de 2023, convirtiéndose en la primera mujer en la historia al frente de la gobernación de NY

Kathy Hochul dijo que los votantes del estado apreciarán su ética de trabajo y prometió no defraudar a los neoyorquinos.
Kathy Hochul dijo que los votantes del estado apreciarán su ética de trabajo y prometió no defraudar a los neoyorquinos.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Kathy Hochul, actual vicegobernadora de Nueva York quien el 24 de agosto asumirá la vacante dejada por la renuncia de Andrew Cuomo, buscará ser electa gobernadora por el Partido Demócrata en 2022, anunció esta mañana.

En principio, le toca completar el actual período dejado por Cuomo, que termina el 1 de enero de 2023, convirtiéndose en la primera mujer en la historia al frente de la gobernación de Nueva York. Pero en paralelo puede optar a ser electa por sí misma.

“Sí, lo haré”, dijo esta mañana la abogada y vice gobernadora en el programa “Today” de NBC. “Lo espero plenamente”, citó New York Post.

“Soy la persona más preparada para asumir esta responsabilidad y voy a pedirles a los votantes en algún momento que vuelvan a tener fe en mí, pero ahora mismo necesito esa fe, necesito sus oraciones y necesito su apoyo para asegurarnos de hacer esto bien”. Además comentó los escándalos que llevaron a la salida de Cuomo, diciendo que cualquier presunta conducta sexual inapropiada ocurrió en un ambiente “insular”.

Hochul, ex representante del Distrito 26 de Buffalo en el Congreso Nacional, predijo hoy que los votantes del estado apreciarán su ética de trabajo y prometió que “no defraudará a los neoyorquinos”.

Aunque aún es temprano para saberlo, es muy posible que Hochul deba ir a primarias para poder ser candidata en noviembre de 2022, si le surgen retadores internos. Algunos nombres que se han mencionado como posibles aspirantes por el Partido Demócrata incluyen a la actual procuradora Letitia James (cuyo informe sobre abuso sexual selló el declive de Cuomo); la senadora nacional Kirsten Gillibrand; el actual alcalde de NYC, Bill de Blasio; el defensor del pueblo Jumaane Williams; el contralor estatal Tom DiNapoli; el líder (ejecutivo) de Suffolk, Steve Bellone; la líder (ejecutiva) de Nassau, Laura Curran; y los senadores estatales Andrea Stewart Cousins, Michael Ginaris y Alessandra Biaggi.

Obviamente, también el Partido Republicano presentará sus opciones en los próximos meses. Allí se han mencionado como posibles aspirantes a Andrew Giuliani (hijo del polémico ex alcalde Rudy Giuliani, abogado de Donald Trump), Rob Astorino, Mike Carpinelli, Derrick Gibson, el congresista nacional Lee Zeldin, el billonario John Catsimatidis, Joel Giambra, Marc Molinaro (vencido por Cuomo en 2018) y hasta el propio ex gobernador George Pataki, el último republicano que logró ese cargo.

Ayer Hochul ofreció su primera rueda de prensa, anunciando que habría varias salidas de empleados vinculados a los escándalos Cuomo y que estaba lista para asumir el cargo, en medio de los muchos retos de la compleja situación actual que vive Nueva York por el éxodo empresarial, la inseguridad, la crisis fiscal de la pandemia y el descalabro institucional.

NY pertenece a la minoría de 20 estados del país que nunca han tenido una gobernadora. Irónicamente, ese hito femenino se lograría por las denuncias de acoso sexual a mujeres contra un gobernador que también había sido mucho antes cuestionado por un escándalo en teoría mayor: las muertes masivas de ancianos durante la pandemia. Además, lo han acusado del supuesto uso de personal de la gobernación para publicar un polémico libro auto alabándose por su gestión durante el coronavirus.

Nacida en Buffalo (NY) el 27 de agosto de 1958 en una familia de clase media baja, Hochul recibió su licenciatura en la Universidad de Syracuse y estudió Derecho en la Universidad Católica de Washington DC.

Se describe a sí misma como una “demócrata independiente”. Su esposo, William J. Hochul Jr., también es su colega abogado y fue Fiscal federal para el Distrito Oeste de Nueva York de 2010 a 2016. En sus labores como vicegobernadora se ha mantenido relativamente anónima y ni siquiera fue mencionada en esas polémicas memorias que Cuomo publicó el otoño pasado aplaudiendo su  propia gestión en la pandemia.