Agencias de Inteligencia de EE. UU. siguen divididas para determinar el origen del coronavirus

Aunque aún no existe una respuesta clara, la teoría en la que científicos se han familiarizado más es la de que el virus posiblemente se generó por animales en una transición conocida como zoonótica

A pesar de las hipótesis, aún no se ha llegado al virus que originó la pandemia.
A pesar de las hipótesis, aún no se ha llegado al virus que originó la pandemia.
Foto: Jane Barlow / Getty Images

Agencias de Inteligencia estadounidenses continúan si tener claro cuál es el origen del COVID-19, pero estiman que los líderes de China aún tenían desconocimiento sobre el origen del virus previo al inicio de la pandemia, de acuerdo con resultados publicados por una revisión que fue ordenada por Joe Biden.

De acuerdo con un resumen desclasificado, cuatro componentes de la comunidad de inteligencia de EE.UU. señalaron que el virus fue transmitido en principio de un animal a un humano. Otra agencia considera que la primera infección humana estuvo relacionada con un laboratorio.

Analistas no estiman la teoría de que el COVID-19 fue desarrollado como un arma biológica y también creen que el coronavirus tampoco fue diseñado genéticamente.

Mediante un comunicado, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional apuntó que China sigue obstaculizando la investigación global y se resiste a compartir información, además de culpar a otros países entre los que se incluye EE.UU. y señalaron que posiblemente necesiten la ayuda del gigante asiático para determinar qué causó la pandemia.

En materia de salud pública y seguridad alrededor del mundo, el origen del coronavirus sigue siendo motivo de preocupación. Conservadores en EE.UU. culpan directamente a científicos chinos por crear el virus en un laboratorio y permitir que se filtrara.

Funcionarios del Departamento de Estado bajo el mandato de Donald Trump han publicado una hoja informativa donde señalan la investigación sobre el COVID-19 que se realizó en el Instituto de Virología de Wuhan, ciudad china donde ocurrió el primer brote que marcó el inicio de la pandemia.

La teoría en la que científicos se han familiarizado más es la de que el virus posiblemente se generó por animales en una transición conocida como zoonótica. Los “eventos de desbordamiento” ocurren en la naturaleza, y existen al menos dos coronavirus que evolucionaron a murciélagos y causaron epidemias SARS1 y MERS, reseñó The Associated Press.

Biden aseguró a través de un comunicado que China había obstruido los esfuerzos por investigar el virus desde el principio. “El mundo merece respuestas, y no descansaré hasta que la obtengamos”, agregando que las naciones responsables de esto “no eluden este tipo de responsabilidades con el resto del mundo”.

En réplica a lo afirmado por EE.UU., la embajada de China en Washington elaboró una declaración en la que destacaban que el informe hecho por el gobierno estadounidense era “fabricado” y esto solo servía para “perturbar” y “sabotear” la cooperación internacional para ubicar el origen del coronavirus, así como la lucha contra la pandemia, la cual ha sido rechazada por la comunidad internacional.

Las hipótesis se intensificaron en mayo, cuando Biden ordenó revisar durante 90 días de un hallazgo inicial que podría conducir a posibles escenarios: una transmisión proveniente de un animal a humano o una fuga de laboratorio. Determinaron que dos agencias en la comunidad de inteligencia se inclinaron hacia la hipótesis te una transmisión a través de la naturaleza, mientras que otra por la filtración de un laboratorio.

También te puede interesar: 

Argentino levanta demanda contra China tras contagiarse de COVID

“Vacúnate por quienes te rodean”, dice un estadounidense no vacunado que contagió COVID a sus 7 hijos

Estados Unidos llevó a cabo su primer ataque de represalia en Afganistán desde el ataque al aeropuerto de Kabul