Jugo de naranja sanguina al despertar, mejora la salud cardiovascular y función cognitiva

De acuerdo con los científicos, el jugo de naranja sanguina es más saludable que el jugo de naranja, ya que proporciona el mejor efecto antioxidante. Este tipo de naranjas se relacionan con poderosas propiedades: mejoran la salud cardiovascular, ayudan a prevenir el cáncer y potencian la función cognitiva

Las naranjas sanguinas se destacan por su alto contenido en antocianinas, que combaten la inflamación, el envejecimiento y la obesidad.
Las naranjas sanguinas se destacan por su alto contenido en antocianinas, que combaten la inflamación, el envejecimiento y la obesidad.
Foto: Shutterstock

Es indudable decir que el jugo de naranja ha sido considerado durante mucho tiempo un alimento básico saludable para el desayuno. Sin embargo un reciente estudio comprueba que el jugo de naranja sanguina es aún mejor, ya que proporciona un mejor y mayor efecto antioxidante. De acuerdo con los científicos del Centro John Innes en Norwich, hacer este “pequeño cambio” en la dieta cotidiana puede tener un gran efecto en la salud y el peso corporal. Además, las naranjas sanguinas se han relacionado con significativas mejoras en la salud cardiovascular, la prevención del cáncer y son un gran aliado para potenciar el funcionamiento cognitivo.

Las naranjas sanguinas, que se cultivan en los países cálidos del Mediterráneo y son un verdadero tesoro nutricional. Se caracterizan por su peculiar color púrpura rojizo y que representa su alto contenido en antocianinas, los compuestos naturales que son responsables de su pigmentació y que también se encuentran en otros alimentos como las bayas azules, el repollo morado y las papas moradas.

Los expertos que encabezaron el estudio publicado en el British Science Festival en Chelmsford, Essex; los científicos de plantas Cathie Martin y Eugenio Butelli, del Centro John Innes en Norwich. Integrar el consumo de naranjas sanguinas en la dieta es un completo acierto. Aunque en algunas épocas del año puede ser muy difícil conseguir naranjas sanguinas frescas, el jugo es un extraordinario sustituto.

Se cuenta con algunos estudios previos interesantes, uno de los principales fue realizado en ratones con sobrepeso y en el cual encontraron que aquellos que recibieron jugo de naranja sanguina perdieron peso “dramáticamente” en comparación con los que recibieron agua o jugo de naranja regular. Además los investigadores extendieron una recomendación adicional, invitando a las personas a comer uvas rojas, zanahorias, naranjas y camote morado. Es importante relacionar a los alimentos de color morado, como una pista de un producto muy rico en antocianinas que benefician significativamente la salud, lo mismo ocurre con el jugo de naranja sanguina. Otras bebidas rojas o moradas, como el jugo fresco de grosella negra, de arándanos y cerezas, también contienen altos niveles de antocianinas. La única recomendación es ser cautelosos con su consumo, ya que la mayoría de las veces tienen un alto contenido en azúcar y esto puede contrarrestar los efectos positivos.

¿De dónde vienen las antocianinas? Las plantas de forma natural producen estos pigmentos flavonoides llamados antocianinas, que proporcionan muchos beneficios para la salud. Especialmente para prevenir el envejecimiento, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares. Lo cierto, es que no es ninguna casualidad que el interés por estos compuestos vaya en aumento, no solamente por sus contundentes propiedades terapéuticas, se ha demostrado que tienen la capacidad de traspasar el tracto digestivo y llegar intactas al intestino. Este es un aspecto clave para fortalecer la salud del sistema inmunológico. Además, complementariamente el consumo de jugo de naranja sanguina y todos aquellos alimentos ricos en antocianinas reducen la inflamación y el riesgo de padecer afecciones de salud crónicas. También equilibran la presión arterial, disminuyen el colesterol, previenen la obesidad y la diabetes, mejoran la salud ocular, ayudan a prevenir enfermedades neurológicas y reducen el riesgo de cáncer.

Los investigadores están tan seguros del efecto beneficioso de las antocianinas que actualmente están buscando aprobación en los EE. UU. para vender tomates genéticamente modificados.  De acuerdo con la declaración del profesor Martin, en el Festival de la Ciencia Británica en Cheltenham: ‘Los tomates morados están modificados genéticamente y es muy difícil obtener la aprobación regulatoria para cultivar alimentos transgénicos en Reino Unido con fines que no sean de investigación. “En los Estados Unidos es diferente, así que hemos pasado por el procedimiento de seguridad con la FDA [la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos] y ellos decidirán si es seguro. Estamos bastante seguros de que tendremos esa decisión a finales de este año. Mientras tanto, integrar en la alimentación cotidiana el consumo de alimentos ricos en antocianinas es simplemente uno de los mejores aliados para llevar la salud a otro nivel y sobre todo disminuir el riesgo de enfermedades degenerativas.

Te puede interesar: