Cuba inmortal: Tony Oliva y Minnie Miñoso fueron electos al HOF de Cooperstown

Luego de 45 años el béisbol hizo juaticia, los cubanos Tony Oliva y Minnie Miñoso fueron electos al HOF de Cooperstown gracias a las votaciones realizadas por el Comité de Veteranos

Nuevamente Clemens se quedó afuera del Salón de la Fama, al que sí ingresó David Ortiz.
Nuevamente Clemens se quedó afuera del Salón de la Fama, al que sí ingresó David Ortiz.
Foto: Jim McIsaac / Getty Images

Los cubanos Tony Oliva y Minnie Miñoso dieron la sorpresa luego de ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown, al menos 45 años después de haber finalizado su carrera como jugadores activos en la MLB. 

Oliva de 83 años de edad recibió la noticia en compañía de su hija sin poder contener las lágrimas de la emoción y reconoció que su único lamento es no poder celebrar este logró junto a su compatriota Miñoso.

Tras recibir la noticia de su elección al Hall Of Fame (HOF), Tony Oliva exclamó con gran alegría: “Al fin llegó esa llamada” (…)  “Como saben, tengo 83 años de edad. Mucha gente me decía que debí ser elegido hace 40 años. Es mejor estar vivito para entrar al Salón de la Fama y poder saludar y darle las gracias a la gente”, indicó.

Ambos peloteros latinos fueron recibieron este honor luego de la votación de dos comités de veteranos. Junto a ellos también fue exaltado Buck O’Neil, defensor de los peloteros negros dentro y fuera del terreno, así como Gil Hodges, Jim Kaat y Bud Fowler. 

De los mencionados recientemente, solo Oliva y Kaat, de 83 años, que fueron compañeros en los Mellizos de Minnesota, siguen con vida. Por su parte, Dick Allen, quien murió en diciembre pasado, se quedó  a sólo un voto de alcanzar la gloria.

Miñoso está en los libros de la historia del béisbol por ser el primer pelotero latinoamericano de raza negra que jugó en Las Mayores, haciéndolo con los Medias Blancas de Chicago.

“Fue nuestro Jackie Robinson”, argumentó Oliva sobre su compatriota y pelotero que rompió la barrera racial en 1947. “Miñoso me ayudó muchísimo, dándome consejos sobre el sistema. Era un ídolo para nosotros” subrayó.

“Este tremendo honor hubiera tenido mucho significado para mi padre y es de mucho significado para nosotros”, expresó Charlie Rice-Miñoso, hijo de Minnie, en un comunicado. “Mi padre vivió el sueño americano. Pudo abrir puertas y romper barreras haciendo lo que amaba, cumpliendo su sueño de ser un pelotero de Grandes Ligas”.

“Era orgulloso de ser negro, de ser cubano, de ser estadounidense y ser un pelotero profesional de los Medias Blancas de Chicago. Hubiera estado tan orgulloso de ser un Salón de la Fama”, sentenció.

Miñoso fue de los pocos peloteros que logró disputar hasta cinco décadas distintas del béisbol profesional puesto que se retiró por primera vez en 1964 y volvió para la temporada de 1976 con 50 años, vistiendo el uniforme de los Medias Blancas. La última década que lo había actual fue en la temporada de 1980 cuando tomó un par de turnos.

Oliva, que nació en Pinar del Río, fue tres veces campeón de bateo de la Liga Americana con los Mellizos. También fue seleccionado ocho veces para el Juego de Estrellas, bateando para .304 en 15 temporadas en la MLB.

Lea también:
¿Lockout? Mets de Nueva York ya tienen seis candidatos para el puesto de mánager
No los perdonó: Trevor Bauer se burló de la MLB tras el inicio de paro laboral
– Ironía pura: MLB gastó una increíble cantidad de dinero antes del paro laboral