Cráneo humano hallado en California está ligado a espeluznante muerte con guillotina

Un hombre de 62 años habría improvisado una guillotina que tenía una gran púa de metal en lugar de una hoja afilada deslizante, para quitarse la vida

Un hombre se habría degollado con su propia guillotina.
Un hombre se habría degollado con su propia guillotina.
Foto: Bruno Vincent / Getty Images

El hallazgo de un cráneo humano en el jardín de una residencia en el barrio Luther Burbank de Santa Rosa, California, hace creer a las autoridades que un hombre habría utilizado una guillotina improvisada para suicidarse.

Según señala el Press Democrat de Santa Rosa, la investigación comenzó luego de que una mujer encontrara el cráneo en los arbustos de una residencia en el mencionado barrio, en marzo pasado.

Se supo que el cráneo pertenecía a Robert Enger, quien era dueño de una casa en Hendley Street en ese vecindario, a quien no habían vuelto a ver desde julio de 2019.

En esa ocasión, Enger pidió ayuda a un vecino ya que presentaba una lesión en la cabeza. La policía cree que ese incidente fue el intento anterior de Enger de quitarse la vida usando una guillotina, una que tenía una gran púa de metal en lugar de una hoja afilada deslizante.

Aunque se desconoce cuándo pudo cometerse el hecho, las autoridades creen que el hombre de 62 años logró su cometido y usó el tosco artilugio para empalarse a sí mismo.

De acuerdo con la policía, el cuerpo de Enger habría sido decapitado por un hombre que se mudó a la casa abandonada del difunto a finales del 2020.

Press Democrat señala que Robert Melvin Ross III, de 25 años, pasó meses viviendo junto a los restos humanos de Enger, y algunas veces invitaba a otras personas a la casa para realizar fiestas y tomar metanfetamina.

Según los informes, la policía fue llamada a la casa varias veces. Los oficiales entraron al inmueble al menos una vez para investigar los reportes de ocupación en cuclillas, informó el diario, pero no se dieron cuenta de que los restos de Enger estaban ahí, escondidos bajo una pila de escombros.

“Estaba absolutamente sucio y lleno de escombros, basura, alimentos, montones de cosas”. “Había baldes de orina y heces dentro de la casa”, dijo el detective de la policía de Santa Rosa, Anthony Turner, en declaraciones al periódico.

Fue hasta la víspera de Año Nuevo que los restos de Enger fueron descubiertos, después de que un hombre que asistió a una fiesta de metanfetamina en la casa le dijo a la policía meses después que había visto el cuerpo en descomposición en el interior, y que en un momento, Ross le había quitado el cráneo del cuerpo y lo raspó con un cuchillo.

Poco tiempo después, fue que la mujer descubrió el cráneo de Enger en el jardín. La policía volvió a la casa el 29 de marzo y descubrió los huesos del hombre. Mientras que Ross ya estaba en la cárcel del condado de Sonoma por otros cargos.

De acuerdo con los registros judiciales en línea, Robert Melvin Ross III fue acusado de manipulación ilegal de restos humanos, extracción o posesión de un recuerdo de restos humanos y entrada no autorizada a una vivienda.

El acusado permanece bajo custodia y comparecerá el próximo 20 de diciembre.

Te puede interesar: