Hoteles y comidas gratis para pacientes con COVID o allegados: alternativa para bajar contagios en Nueva York

Como alternativa para los pacientes y personas cercanas, sigue operativo un programa administrado por NYC que les permite aislarse de manera segura y gratuita en un hotel para minimizar el riesgo de exposición

Filas para pruebas rápidas COVID en NYC.
Filas para pruebas rápidas COVID en NYC.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Más de 10,000 personas en la ciudad de Nueva York dieron positivo por COVID-19, un nuevo récord para un solo día, debido mayormente a la nueva variante Ómicron, según datos estatales publicados ayer.

En tanto, las hospitalizaciones experimentaron un repunte, pero aún se mantuvieron relativamente bajas. Como alternativa para los pacientes y personas cercanas, sigue operativo un programa administrado por la ciudad que les permite aislarse de manera segura en un hotel para minimizar el riesgo de exposición.

Después de que la pandemia golpeara la primavera de 2020, se creó el “Isolation Hotel Program” que ofrece habitaciones de hotel gratuitas en toda la ciudad de Nueva York por hasta 14 días para las personas que califiquen.

El programa se aplica a neoyorquinos que dan positivo en la prueba o presentan síntomas y viven con alguien que es considerado vulnerable, porque comparten un baño o no pueden permanecer a más de dos metros de distancia, por falta de espacio en su residencia habitual. La oferta del hotel también se extiende a las personas que no han dado positivo por COVID-19 pero que viven con alguien que sí está contagiado.

Los neoyorquinos que son elegibles y desean aislarse pueden comunicarse al 311, al 844-NYC-4NYC (1-8444-692-4692) entre las 9 a.m. y las 9 p.m., o a través del portal oficial. El programa, que también incluye alimentación, es gratuito, destacó NBC News.

Antes de la pandemia NYC tenía más de 107 mil habitaciones de hotel, casi el doble que en el año 2006, según la Contraloría de la Ciudad. La gran mayoría siguen desocupadas por la falta de turistas, y muchos hoteles han cerrado al público.

A dos semanas de terminar su cargo, el alcalde Bill de Blasio rechazó ayer los pedidos de una nueva ronda de confinamientos en la ciudad de Nueva York, mientras el alza en los contagios reporta números no vistos desde enero.

“El gran peligro aquí son los cierres y las restricciones”, insistió el alcalde, refiriéndose a los toques de queda y las órdenes de quedarse en casa de la primavera de 2020. “Eso realmente destruiría, de muchas maneras, los medios de vida de la gente y, después de todo lo que la gente ha pasado, sería traumatizante”.

En la víspera, el jueves De Blasio anunció nuevos planes para combatir el aumento de casos de Ómicron entregando 1 millón de máscaras, más pruebas para hacerse en el hogar y expandiendo drásticamente las horas para exámenes en los hospitales y clínicas de salud públicas de la ciudad.