Exasesor financiero que gritó “Maldita inmigrante perdedora” a empleada de una tienda de smoothies también lanzó amenazas de muerte

Empleada agredida por James Iannazzo asegura que el ex alto ejecutivo financiero además de lanzar fuertes ofensas en su contra también amenazó con matarlos

James Iannazzo salió libre tras pagar una fianza por agredir a una empleada de una tienda de smoothies de Connecticut.
James Iannazzo salió libre tras pagar una fianza por agredir a una empleada de una tienda de smoothies de Connecticut.
Foto: FAIRFIELD POLICE DEPARTMENT / Cortesía

James Iannazzo, de 48 años, sigue siendo tema de conversación en varios medios de comunicación por la ola de insultos que lanzó en contra de una empleada de una tienda de smoothies en Connecticut.

Ahora se ha dado a conocer que el exempleado de Merrill Lynch, donde se desarrollaba como asesor patrimonial y director, no sólo se animó a lanzar una bebida en contra de la empleada y agredirla por su origen inmigrante, sino que amenazó con matarlos.

“Amenazó con matarnos varias veces”, dijo Charli Hill en entrevista con WFSB.

La adolescente Hill, de 17 años, señaló que tan pronto James Iannazzo empezó a ofender a Gianna Miranda, de 18 años, sacó su teléfono celular para grabarlo y así tener con ella evidencias.

“Comenzó a hacerle insultos raciales y amenazó con matarnos varias veces”, reiteró la joven al medio antes señalado.

En el video se puede observar a Lannazzo fuera de su diciendo a Miranda: “¡Cierra la boca! Estúpida idiota de mierda. Eres una jodida idiota. Quiero el puto número. Cállate… Eres una maldita inmigrante perdedora”.

“Ma arrojó el batido. En mi cabeza sólo pensaba “Wow, ¿de verdad acabas de hacer eso?”, dijo Gianna Miranda.

“Mis dos compañeros de trabajo y yo tuvimos que sostener la puerta porque él la estaba empujando para abrirla”, contó Miranda sobre los intentos del furioso cliente intentando entrar al área de trabajo de los empleados después de que les aseguró que le dieron un batido con maní y puso en estado grave a su hijo.

La víctima añadió que los gritos del exasesor financiera la intimidaron y desconocía hasta qué punto iba a llegar: “Somos literalmente estudiantes de secundaria y que nos digan eso, no está nada bien. Él tiene sus propios hijos. Imagínate ser padre y contarle a tu hijo lo que pasó en el trabajo…”.

En tanto, Charli Hill lamentó lo que el hijo de Lannazzo vivió por consumir una bebida con maní, sin embargo, consideró que la actitud del cliente no fue la correcta: “No te da absolutamente ningún derecho a actúa de esa manera”.

Tras este escándalo, James Iannazzo se quedó sin empleo, además pagó una fianza para poder quedar en libertad y se enfrentará a una audiencia el próximo febrero.

Te puede interesar: