Peores alimentos y bebidas para los músculos adoloridos

Cuando tus músculos están adoloridos por los entrenamientos, algunos alimentos y bebidas pueden afectar el proceso de reparación muscular e incluso favorecer la inflamación

Las bebidas azúcaradas favorecen la inflamación y el dolor muscular se considera una forma de inflamación.
Las bebidas azúcaradas favorecen la inflamación y el dolor muscular se considera una forma de inflamación.
Foto: Shutterstock

Los músculos pueden estar adoloridos después de los entrenamientos. Es ese dolor que acompaña el proceso de desarrollo de la masa muscular. El ejercicio provoca microdesgarros musculares y que el cuerpo repara reconstruyéndolos. Algunos alimentos y bebidas no solo pueden estropear tus objetivos de entrenamiento, sino incrementar el dolor.

Peores alimentos y bebidas para los músculos adoloridos

1. Alimentos y bebidas azucaradas

El consumo de comidas y bebidas azucaradas favorecen la inflamación del cuerpo. La inflamación crónica lesiona los tejidos, las articulaciones y los vasos sanguíneos; además se asocia con varias enfermedades, incluida la artritis.

Harvard Health recomienda reducir o eliminar los azúcares simples y los carbohidratos refinados (como el pan blanco y la pasta) ya que este tipo de alimentos puede desencadenar la inflamación. Otros alimentos inflamatorios son los alimentos fritos, carne roja, carne procesada, margarina, manteca vegetal y manteca de cerdo.

Las bebidas endulzadas con azúcar son la mayor fuente de azúcar agregada en la dieta estadounidense. Se incluyen refrescos, jugos, bebidas energizantes, bebidas deportivas, té dulce y bebidas de café endulzadas.

Probablemente creas que los jugos 100% naturales son una opción saludable ya que contienen solo los azúcares de la fruta o verdura extraída, pero los nutricionistas señalan que no obtienes los beneficios de la fibra y otros ingredientes naturales como lo haces con la fruta entera.

Los batidos tendrían mayor ventaja nutricional sobre los jugos ya que para prepararlos a que se usa la fruta o verdura entera, tienen más fibra y un índice glucémico más bajo.

2. Bebidas alcohólicas

“El alcohol deshidrata las células, lo que provoca dolor, calambres y tensiones potenciales”, señala Greatist. El alcohol también puede retrasar el proceso de reparación muscular y ocasionar que tardes más tiempo en obtener los resultados esperados con el ejercicio.

El consumo de alcohol reduce las tasas de síntesis de proteínas miofibrilares luego del ejercicio, incluso cuando se ingiere junto con proteínas, según un estudio publicado en 2014 en Plose One. La reparación muscular se redujo en un 24% cuando los participantes del estudio hicieron ejercicio, y posteriormente consumieron proteína de suero y alcohol.

“Llegamos a la conclusión de que la ingesta de alcohol suprime la respuesta anabólica en el músculo esquelético y, por lo tanto, puede afectar la recuperación y la adaptación al entrenamiento y al rendimiento posterior”, señala el reporte del estudio.

Te puede interesar:
Cuál es la mejor proteína en polvo para desarrollar masa muscular
6 alimentos saludables más ricos en proteínas para mantener el músculo y reducir grasa
Muere entrenador por sobredosis de cafeína: cuánta puede matarte