Revelan porqué los vikingos abandonaron Groenlandia y no fue el frío

Hasta hace poco se pensaba que los vikingos desaparecieron de Groenlandia por culpa del frío, pero un nuevo estudio apunta que la causa fue otra

Los vikingos abandonaron Groenlandia.
Los vikingos abandonaron Groenlandia.
Foto: Chris Furlong / Getty Images

Aunque se cree que los primeros humanos llegaron a Groenlandia cerca del 2500 a. C., la isla habría sido “descubierta” alrededor del siglo X, por el explorador vikingo Erik el Rojo.

Los vikingos establecieron varios asentamientos exitosos en Groenlandia que contaron, en su apogeo, con más de 2,000 personas; los arqueólogos descubrieron las ruinas de cientos de granjas y, por lo que podemos reconstruir, la vida nórdica en la isla era muy manejable para esta civilización.

Sin embargo, alrededor del siglo XIV, la población vikinga comenzó a disminuir. Abandonaron uno de los asentamientos más grandes y fueron diezmados por los ataques de la población inuit (que también habitaba partes de Groenlandia).

Por lo tanto, para el siglo XV, los asentamientos vikingos en Groenlandia aparentemente desaparecieron, sin dejar muchas pistas… hasta ahora, gracias a un estudio publicado en la revista Science Advances.

El frío no hizo “desparecer” a los vikingos de Groenlandia

Naturalmente, la primera sospecha se dirige a las bajas temperaturas de Groenlandia, ya que vivir ahí es complicado, sumado a que el frío habitual se vio agravado por la llamada “Pequeña Edad de Hielo“, un período de enfriamiento regional, particularmente pronunciado en la región del Atlántico Norte, que comenzó a afectar algunas áreas en el año 1,300 d.C.

Aunque el frío parece ser una teoría lógica, en un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de Massachusetts Amherst y la Universidad de Buffalo, investigadores viajaron a Groenlandia y extrajeron núcleos de hielo de un sitio adyacente a una antigua granja nórdica.

El equipo pasó tres años recolectando núcleos de hielo y muestras de sedimentos de un lago que representan un registro continuo de los últimos 2,000 años.

Hasta ahora se desconocía porqué los vikingos abandonaron Groenlandia. (Foto: Mario Tama/Getty Images)

Estudios previos que sugerían que la caída de la temperatura era la causa de la caída de los asentamientos vikingos se basaron en muestras recolectadas a más de mil kilómetros al norte y a más de 2,000 metros de altura.

“Antes de este estudio, no había datos del sitio real de los asentamientos vikingos. Y eso es un problema”, dice el coautor del estudio, Raymond Bradley, profesor de geociencias de UMass Amherst, en el comunicado. “Queríamos estudiar cómo había variado el clima cerca de las propias granjas nórdicas”.

La razón de su “extinción” de Groenlandia

Los investigadores midieron algo llamado BrGDGT: lípidos de membrana producidos por bacterias en el suelo que pueden servir como indicadores de temperatura y precipitación. También midieron un segundo marcador de plantas y pastos en descomposición que ofrece más indicaciones de qué tan seco estaba en el momento en que crecían las plantas.

Los datos mostraron que, si bien las temperaturas no disminuyeron sustancialmente, una cosa que cambió fue la precipitación. Poco a poco, los asentamientos nórdicos sufrieron más y más sequías.

“Lo que descubrimos es que, si bien la temperatura apenas cambió durante el transcurso del asentamiento nórdico en el sur de Groenlandia, se volvió cada vez más seca con el tiempo”, explica el estudio.

Los duros inviernos en Groenlandia lograron que los vikingos no pudieran mantenerse solo con las granjas. Probablemente complementaron sus dietas con mariscos. Incluso en un buen año, los granjeros nórdicos habrían necesitado suministros para alimentar al ganado durante el invierno, y en los malos años, probablemente nunca estuvieron demasiado lejos del colapso de los alimentos.

De hecho, estudios anteriores ya demostraron que, si bien la comida marina inicialmente no constituían más del 30% de la comida de los vikingos de Groenlandia, en el siglo XIV constituían hasta el 80% de su dieta.

El comercio también se marchitó, ya que el mercado de colmillos de morsa y pieles de foca (bienes que los colonos de Groenlandia ofrecían para el comercio) disminuyó. Los barcos que pasaban por Groenlandia se hicieron cada vez menos, hasta que casi dejaron de llegar por completo.

En 1721, el reino de Dinamarca y Noruega envió una expedición misionera a Groenlandia para restablecer el cristianismo entre los descendientes de los nórdicos groenlandeses que podrían haber vuelto al paganismo.

Esperaban que los descendientes de los nórdicos todavía estuvieran en Groenlandia, pero no se encontró ninguno. En cambio, encontraron a los inuits viviendo allí, por lo que los bautizaron y establecieron comercio con la isla, volviendo a poner el lugar bajo el control escandinavo.


También lee:
· Así es cómo arqueólogos detectan “barcos-tumbas” enterrados de la era vikinga
· Por qué los vikingos no eran realmente como muchos los imaginamos
· FOTOS: Arqueólogos hallan caja de madera de hace 500 años congelada en un glaciar noruego