“Ahí voy”, grita perico a Testigos de Jehová que esperan 30 minutos afuera de casa, pensaron que era una persona

Un usuario de TikTok asegura que unos Testigos de Jehová estuvieron esperando 30 minutos en la puerta de su casa, pensando que alguien les abriría, pero el que respondía "ahí" voy era su perico

El perico responde "ahí voy" cada que alguien toca la puerta.
El perico responde "ahí voy" cada que alguien toca la puerta.
Foto: TikTok: @jhosuargz / Cortesía

En las redes sociales se hizo viral un video donde un perico responde “ahí voy” a Testigos de Jehová, que esperaron alrededor de 30 minutos afuera de la casa, pensando que quien respondía era una persona. 

Fue el dueño de la casa quien contó la anécdota en su cuenta de TikTok, donde asegura que cuando llegó a su vivienda, estaban unas personas, que él asegura eran Testigos de Jehová, que se han caracterizado por su predicación religiosa de casa en casa, esperando en la puerta a que alguien les abriera.

La respuesta del perico parlanchín

Y es que nunca se imaginaron que la respuesta provenía de un perico parlanchín, sino que esperaban a que una persona les abriera. 

“Pobres Testigos, los tenía esperando y nunca les abrió #mexico #loro”, se lee junto al video que fue compartido en TikTok de Jhosua el Mexi.

“Voy llegando a la casa y había unos Testigos de Jehová”, relata entre risas el hombre que compartió la anécdota en su cuenta de TikTok con el usuario @jhosuargz.

“Les pregunto que qué se les ofrece. Me dicen ‘estamos esperando que nos abran porque hay una persona que está diciendo “ahí voy, ahí voy'”, relató el usuario de la popular red social, al tiempo que va haciendo el recorrido que realizó el día de los hechos. 

Dueño de vivienda muestra al perico parlanchín

“Y pues no hay nadie, estoy yo solo”, aseguró el hombre, mientras muestra las imágenes de la parte exterior de su casa y la de la puerta de entrada. 

En el video se ve que el hombre toca a la puerta y responden “ahí voy”, cuando abre la puerta se ve al perico encerrado en un jaula. 

Testigos esperaron 30 minutos en la puerta

“Si escucharon que hay un periquito que tenemos, que tocas la puerta y dice ‘ahí voy’.  Y pues este loco – el perico- ahí tiene 30 minutos a los Testigos de Jehová esperando  porque les está diciendo “ahí voy, ahí voy'”, aseguró el hombre.

La historia del perico parlanchín dividió opiniones de los usuarios de Tik Tok, ya que mientras unos se ríen de lo hecho por la ave, otros ponen en duda el relato del hombre. 

@jhosuargz

Pobres Testigos, los tenía esperando y nunca les abrió 😂😂😂 #mexico #loro

♬ sonido original – Jhosua el Mexi

Y es que aseguran que los Testigos de Jehová no predican en las calles desde hace dos años, cuando surgió la pandemia del COVID-19

Aseguran que Testigos de Jehová no predican en la calle desde hace 2 años

“Esos no eran testigos, va para 2 años que los testigos no van de casa en casa”, escribió un usuario. 

Ante el comentario, el creador del contenido respondió que él supone que sí eran por su forma de vestir y folletos que llevan consigo. 

“No sé si eran, iban vestidos formales, hasta con las hojas que entregan, afortunadamente hay alarma y cámaras entonces no hay de qué preocuparse”, indicó Jhosua el Mexi. 

Otro usuario también aseguró que desde 2020, los Testigos de Jehová no están predicando en las calles. 

“Los testigos no van de casa en casa desde hace 2 años”, destaca un comentario.

“Se cotorreó (bromeó) a los testigos. Necesito un periquito así”, escribió un internauta. 

Otra persona, asegura que es Testigo de Jehová y lo tomó con humor.

“Soy testigo y la verdad sería una gran experiencia para recordar jajajaja”.

El video lleva más de 10 millones de reproducciones

También te puede interesar:

Policía de Florida ofrece recompensa de $5,000 dólares por conductor que mató a ciclista
Días antes de ser asesinada, adolescente mandó mensaje a familiar, temía que su padre la matara
Madre mata a puñaladas a sus cuatro hijos menores de edad, entre ellos un bebé de 10 meses, ella intentó suicidarse
Madre hispana muere tras quedar atrapada en máquina industrial en Carolina del Norte