Se han casi triplicado los robos a bodegas de Nueva York en 2022: ícono hispano en peligro ante la impunidad campante

Se han reportado 195 robos en bodegas de NYC en lo que va de 2022, mucho más del doble que hasta este momento el año pasado. Es la misma tendencia que se ha visto en otros negocios de la ciudad

Bodega en Alphabet City, Bajo Manhattan, NYC.
Bodega en Alphabet City, Bajo Manhattan, NYC.
Foto: Google Maps

Un ícono de los vecindarios hispanos en Nueva York está en alto riesgo: los robos en las bodegas de la ciudad casi se han triplicado en lo que va del año, según muestran las nuevas estadísticas de la policía.

Es la misma tendencia que se ha visto en otros negocios de la ciudad: los casos de raterismo o robo de productos han subido 81% este año en comparación con el anterior, agravando una tendencia que se había incrementado por la reforma penal y la pandemia, indicó NYPD a principios de abril. La situación ha generado desempleo por cierre de tiendas, escasez de productos, más mercancía colocada bajo llave y hasta episodios de violencia con empleados heridos al enfrentar a los ladrones, muchos de ellos reincidentes.

En el caso de los bodegas parece haber más violencia, con graves consecuencias hacia los dueños, clientes y trabajadores. Se han reportado 195 robos en bodegas de NYC en lo que va de 2022, dijo NYPD el viernes. A estas alturas de 2021 sólo se habían denunciado 75 atracos de ese tipo.

“Ves personas que son arrestadas 50 veces y salen sin pagar ni un dólar de fianza y regresan y roban de las tiendas nuevamente”

Francisco Marte, “Bodega and Small Business Group”

Actualmente el hispano José Alba (61) enfrenta un proceso legal como sospechoso de matar a un ex convicto que invadió su área de trabajo durante una discusión sobre unas papas fritas que se tornó sangrienta dentro de una bodega en Harlem el 1 de julio.

Por ello los dueños están pidiendo a las autoridades que hagan más para combatir a los agresores. “No pueden detenerlos porque el fiscal (de Manhattan, Alvin Bragg) no los está procesando”, dijo Francisco Marte, de “Bodega and Small Business Group”, quien habló con New York Post al frente a “Blue Moon”, donde sucedió el incidente de Alba. “Ves personas que son arrestadas 50 veces y salen sin pagar ni un dólar de fianza y regresan y roban de las tiendas nuevamente”.

Los atracos a los establecimientos comerciales de la ciudad, en general, también se han duplicado con creces. Se ha reportado un total de 730 robos en negocios de NYC en lo que va del año, en comparación con 350 en ese momento en 2021, según la policía de Nueva York.

Frank García, presidente de la Asociación Nacional de Cámaras de Comercio estatales (NASC), dijo que no estaba sorprendido por el dramático aumento de los robos en las bodegas. “Los números son aún más altos. Los números no se reportan”, pues según él algunos dueños no denuncian todos los crímenes porque han perdido la confianza en la policía y el sistema de justicia penal.

García comentó que el arresto de Alba por la muerte de Austin Simon (35) ha enviado un mal mensaje a los comerciantes latinos. “Muchos miembros no ven a la policía como su amigo”. El dominicano fue acusado del homicidio, lo que provocó la protesta de los líderes locales que sienten que sólo es un empleado que intentaba defenderse en la ola de crímenes que vive la ciudad. Incluso el alcalde Eric Adams ha declarado a favor del hispano, llamándolo “trabajador y honesto”.

No es una situación nueva. En Nueva York, el interior y los alrededores de las bodegas son con frecuencia escenas de crímenes, tanto robos como homicidios. Los ataques son comunes a empleados y clientes.

En enero, una mujer y su perro pit bull murieron en un tiroteo dentro de una tienda de víveres en Brooklyn. A fines de noviembre un joven de 18 años falleció tras ser baleado varias veces, siendo cliente de una bodega en Staten Island (NYC). Y en octubre, un inmigrante empleado de una tienda murió apuñalado en East Harlem, en una aparente discusión por 50 centavos en el precio de un cigarrillo.