“¡Dios mío, es un cadáver!”: mataron a niño de 14 años afuera de hogar en Nueva York; un pandillero lo había amenazado

Un niño de 14 años fue encontrado muerto a tiros ayer en Queens. Había regresado recientemente a NYC después de vivir con su padre en Nueva Jersey para escapar de la violencia pandillera

Vehículo forense, NYPD.
Vehículo forense, NYPD.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Shawn Frye, un niño de 14 años que había regresado recientemente a NYC después de vivir con su padre en Nueva Jersey para escapar de la violencia de las pandillas, fue encontrado muerto a tiros ayer en Queens.

El cuerpo de Frye fue hallado en un camino de entrada frente a una casa en Rockaways la mañana de ayer, víctima de un tiroteo cercano la noche anterior, dijeron fuentes policiales y vecinos.

La mujer no identificada que vive en la casa en Beach 67th St. cerca de Almeda Ave. en el vecindario Arverne dijo al Daily News que había encontrado el cuerpo alrededor de las 7:15 a.m. del martes y llamado al 911.

“¡Dios mío, es un cadáver!”

Residente de Queens al encontrar a un niño muerto frente a su casa

“¡Dios mío, es un cadáver!”, reaccionó la mujer. “Tienen que detener esta violencia aquí. Estoy rezando para que esto sea único”.

Debido a la violencia armada, al niño Frye lo enviaron en 2017 a vivir con su padre en Nueva Jersey después de que un pandillero del vecindario lo amenazara a punta de pistola, dijo una fuente policial. NYPD no había tenido ningún contacto con la víctima desde aquel incidente.

El lunes por la noche, la madre adoptiva de Frye había llegado al área buscándolo, pero no lo encontró. Al parecer ya lo habían matado. “Lo estaban buscando anoche”, dijo la mujer que lo halló. “Su madre adoptiva, ella estaba caminando de un lado a otro”.

Los investigadores creen que Frye resultó herido de muerte en un tiroteo el lunes por la noche a la vuelta de la esquina donde se encontró su cuerpo.

Un hombre armado disparó en Beach 68th St. cerca de Almeda Ave. alrededor de las 9:30 p.m. del lunes, hiriendo a un joven de 18 años que pasaba por la esquina. Esa víctima recibió un roce en la cara y un disparo en la mano derecha y fue llevado al Jamaica Hospital, afirmó una fuente policial.

Le dijo a la policía que no sabía por qué lo habían baleado, alegando que no había discutido con nadie. No mencionó una segunda víctima. Pero la policía cree que Frye corrió herido de muerte por los patios traseros entre las dos calles contiguas antes de colapsar en el camino de entrada donde falleció.

“Estaba con otro adolescente que también recibió un disparo”, dijo la mujer que descubrió el cuerpo del niño. “El otro se escapó”.

El pistolero huyó en un Honda plateado, dijo la fuente policial. En el lugar se encontraron nueve casquillos de bala.

No se han realizado arrestos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales. 

En NYC la violencia armada continúa desatada en 2022, especialmente con jóvenes pistoleros y víctimas, poniendo un gran reto al nuevo alcalde Eric Adams, quien desde que asumió el cargo en enero ha encontrado obstáculos dentro de su propio partido demócrata y líderes de “Black Lives Matter” (BLM) para enfrentar la crisis.

En un caso similar, la semana pasada un hombre de 28 años fue arrojado muerto desde una carretilla al frente de una casa en Brooklyn.