Nueva York está “en mal estado”, peor de lo que imaginó: confesión de alcalde Adams, ex presidente de Brooklyn

Eric Adams dice estar sorprendido del grave estado de la ciudad, pero antes de ganar la alcaldía se desempeñó como presidente de Brooklyn, el condado más poblado y con mayor violencia armada en toda NYC

Eric Adams en la Casa Blanca, julio 2021.
Eric Adams en la Casa Blanca, julio 2021.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

A pocos días de cumplir su primer semestre al frente de “la capital del mundo”, la ciudad más poblada de EE.UU., el alcalde de Nueva York admitió que la urbe está en “mal estado”, peor incluso de lo que imaginó siendo candidato.

Las declaraciones sorprenden porque justo antes de ganar la alcaldía, el ex policía Eric Adams se desempeñó como presidente de Brooklyn, el condado más poblado y con mayor violencia armada en toda la ciudad.

Durante una entrevista exclusiva realizada con el New York Post mientras Adams viajaba en el Metro durante la noche durante más de tres horas la semana pasada, el alcalde demócrata dijo que estaba asombrado por el “despliegue de recursos” fallido en medio de un aumento de casi el 40% en los principales crímenes este año, cifra que podría subir aún más en el verano, tradicionalmente la época más violenta.

“Déjame decirte algo: cuando comencé a investigar esto, me sorprendió lo mal que está”, dijo sobre la ciudad. Adams, quien hizo campaña con la promesa de restablecer el orden en una urbe cada vez más anárquica, admitió que comenzó a revisar las operaciones internas de la ciudad luego de su juramentación momentos después de la medianoche de Año Nuevo.

“Probablemente fue la tercera… o cuarta semana de enero. Pasé mucho tiempo en la oficina”, afirmó ahora. “Y comencé a quitar capas y lo que comenzó a revelarme es cómo teníamos este buen caparazón, pero debajo, es malo”.

Utilizando a la policía de Nueva York “como un ejemplo”, dijo, “no hemos utilizado esta increíble agencia y todas nuestras habilidades”. Adams también criticó a los ex alcaldes por centrarse en un sólo “proyecto favorito” para tratar de construir un “legado”. “Ya sabes, se aferran a esta única cosa”, afirmó.

Adams reconoció su frustración al implementar su primera gran iniciativa: tomar medidas enérgicas contra el incumplimiento de las reglas en el transporte subterráneo y evitar que las personas sin hogar vivan en las estaciones y en los trenes.

En reacción a las declaraciones de Adams, su rival republicano en las elecciones, Curtis Sliwa, comentó en Twitter: “Dije lo mal que estaba la ciudad durante la campaña, pero Eric (Adams) optó por no escuchar y, en cambio, festeja toda la noche en el Club Zero Bond tratando de mantenerse al día con las Kardashians. Después de 6 meses, finalmente se dio cuenta de lo mal que están las cosas: ¡ahora ponte a trabajar y ARRÉGLALO!”

En 2021, al cierre del mandato de Bill de Blasio, la ciudad vio aumentar casi todas las categorías de delitos mayores a niveles que no se habían visto en años, con agresiones por delitos mayores que superaron los 22,000 casos por primera vez desde 2001. El número de homicidios también llegó a 486, la mayor cantidad desde los 515 cometidos en 2011.

Un contundente 84% de los neoyorquinos cree que las condiciones han empeorado en la ciudad desde marzo de 2020, cuando empezó la pandemia, según un sondeo reciente. La mayoría citó los problemas en el Metro como una de las principales razones del deterioro urbano. En particular el pasado abril fue uno de los meses más violentos en la historia del Metro de Nueva York desde su fundación en 1904.

Un poco más de la mitad de los neoyorquinos (52%) quiere que se aumente el presupuesto de la policía de Nueva York en medio de las crecientes preocupaciones de seguridad por los delitos violentos, según una encuesta realizada hace un mes.

Otro sondeo reciente encontró que 7 de cada 10 neoyorquinos temen convertirse en víctimas de un crimen violento, mientras las estadísticas de NYPD muestran que los tiroteos siguen siendo casi el doble de los niveles previos a la pandemia, aunque han bajado frente al muy violento 2021.

Los resultados de esos sondeos contrastan con la postura de muchos políticos demócratas de la ciudad que desde 2020, liderados por el entonces alcalde De Blasio, han votado a favor de reducir los fondos a la policía.

En los últimos años la ola de violencia armada que vive NYC involucra a pistoleros menores y adultos, hombres y mujeres, y víctimas de todas las edades. Luego del auge en 2020 y 2021 particularmente entre jóvenes miembros y/o víctimas de pandillas, el 2022 sigue con la misma tendencia, poniendo un gran reto al nuevo alcalde Adams, quien desde que asumió el cargo en enero ha encontrado obstáculos dentro de su propio partido demócrata y líderes de “Black Lives Matter” (BLM) para enfrentar la crisis.

El verano pasado, durante su campaña a la alcaldía siendo presidente de Brooklyn, Adams declaró su oposición al  llamado “movimiento” socialista de la congresista Alexandria Ocasio Cortez (AOC), que promueve retirar fondos a la policía y cerrar cárceles. Nueva York “Realmente se ha convertido en un lugar donde la anarquía es la norma. Y eso es simplemente inaceptable”, dijo entonces Adams.