NJ cumplió el sueño de muchos en Nueva York: reforma penal para enfrentar la violencia armada

Ahora en Nueva Jersey será mucho más difícil pagar la fianza si el delito involucra un arma. “Esperamos que su legislatura en Nueva York siga los pasos de nuestra legislatura”, dijo el alcalde de Paterson a su homólogo Eric Adams (NYC)

Hudson River, entre NY y NJ.
Hudson River, entre NY y NJ.
Foto: Justin Lane / EFE

Los legisladores de Nueva Jersey hicieron algo que muchos políticos y ciudadanos de Nueva York han estado luchando por concretar: un cambio significativo en las leyes de reforma de fianzas.

Desde el lunes, ahora en el “Garden State” será mucho más difícil pagar la fianza si el delito del que se acusa involucra un arma. “Hoy nos solidarizamos contra la violencia armada sin sentido”, dijo el alcalde de Paterson, Andre Sayegh.

“Hoy nos solidarizamos contra la violencia armada sin sentido”

Andre Sayegh, alcalde de Paterson (NJ)

Funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y líderes electos de todo el norte de Jersey aplaudieron un cambio en la histórica ley de reforma de fianzas del estado aprobada en 2017. El alcalde Sayegh y otros han argumentado durante algún tiempo que ciertos sospechosos arrestados por delitos con armas de fuego pudieron aprovecharse de ese sistema de fianza baja o nula.

El senador estatal demócrata Joe Cryan estima que entre 2,000 y 3,000 arrestos por armas de fuego por delitos como robo y violencia doméstica ya no serán elegibles para fianza.

Hacia el final de la conferencia de prensa, Sayegh elogió al alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, quien ha estado presionando por cambios en las leyes de libertad bajo fianza con poco éxito. “Esperamos que su legislatura en Nueva York siga los pasos de nuestra legislatura en Nueva Jersey”, dijo Sayegh.

Los legisladores del estado Nueva York se han negado a implementar un estándar de “peligrosidad” que le daría a un juez más discreción en la fianza, por temor a que conduzca a la discriminación racial. Sin embargo, Nueva Jersey ya tenía algo similar conocido como una “evaluación de seguridad pública” y todavía consideró necesario hacer este cambio para los sospechosos de delitos con armas de fuego, destacó Pix11.

Según Cryan, la legislatura de Nueva Jersey se dio cuenta de que tenía que adaptarse. “Se suponía que debías hacer leyes, comprender el momento en el que te encuentras y hacer que esas leyes funcionen para los tiempos en los que te encuentras y todos hemos tenido suficiente”, resumió.

En tanto en NY, luego del auge de tiroteos en 2020 y 2021 particularmente entre jóvenes miembros y/o víctimas de pandillas, el 2022 sigue con la misma tendencia, poniendo un gran reto al nuevo alcalde Adams, quien desde que asumió el cargo en enero ha encontrado obstáculos dentro de su propio partido demócrata y líderes de “Black Lives Matter” (BLM) para enfrentar la crisis.

En el pasado reciente, varios factores que analistas, líderes sindicales, políticos y los propios ciudadanos han vinculado con el auge de la violencia son las controvertidas reformas de la fianza en el estado NY vigentes desde enero de 2020 con el apoyo del entonces gobernador Andrew Cuomo; la liberación masiva de presos para evitar contagios por el coronavirus; la crisis de salud mental con más indigencia en las calles y el Metro; y la reducción de fondos a la policía promovida por el Concejo Municipal y el entonces alcalde Bill De Blasio.

La situación ha llevado a una renuncia masiva de detectives por encima del promedio, creando un círculo vicioso que agrava aún la situación.