Adolescente murió baleado desde un auto a otro en Queens, Nueva York

Un adolescente de 18 años murió y otro hombre resultó herido cuando un pistolero abrió fuego de un auto a otro en Queens (NYC). El fallecido tenía antecedentes por robo de un vehículo este mismo año

Zona de acceso restringido, NYPD.
Zona de acceso restringido, NYPD.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Tysheem McDonald, adolescente de 18 años, murió y otro hombre resultó herido cuando un pistolero abrió fuego desde un auto a otro en Queens (NYC).

McDonald y otro hombre de 24 años estaban dentro de un automóvil blanco que se dirigía hacia el norte por la avenida 147 cerca de la calle 231 en el vecindario Brookville alrededor de las 6:15 p.m. del domingo, cuando alguien les disparó desde un sedán gris, narró New York Post.

El adolescente fue herido en el pecho y llevado al Jamaica Hospital Medical Center, donde lo declararon muerto. La víctima mayor fue trasladada de urgencia al mismo hospital, donde permanece estable. Se lo describió como “muy poco cooperativo” con la investigación, dijo la policía de Nueva York.

Las autoridades están investigando si las víctimas también intercambiaron disparos con el sospechoso. McDonald había sido arrestado el pasado 28 de mayo por un cargo de hurto mayor de auto, dijeron fuentes policiales.

No se han realizado arrestos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.

En NYC la violencia armada continúa desatada en 2022, especialmente con jóvenes pistoleros y víctimas, poniendo un gran reto al nuevo alcalde Eric Adams, quien desde que asumió el cargo en enero ha encontrado obstáculos dentro de su propio partido demócrata y líderes de “Black Lives Matter” (BLM) para enfrentar la crisis.

Específicamente en julio los homicidios experimentaron un aumento de 35% en comparación con el mismo mes del año pasado, pasando de 31 a 42 casos. Las víctimas de disparos y los incidentes con armas también subieron casi 10%.

El auge de tiroteos confirma los temores de los expertos de que Nueva York iba a vivir un auge de violencia este verano, tanto con armas de fuego como blancas.