CBPP llama a agencias estatales y locales a prepararse para fin de Emergencia de Salud Pública y evitar pérdidas de cobertura Medicaid

Cuando finalice la emergencia de salud pública por Covid-19, las agencias estatales y locales tendrán que revisar la elegibilidad de más de 80 millones de personas con Medicaid y muchos de ellos estarán en riesgo de perder su cobertura, señala CBPP

El CBPP hace un llamado para no dejar desprotegida a la población en materia de salud.
El CBPP hace un llamado para no dejar desprotegida a la población en materia de salud.
Foto: Shutterstock

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) ha prometido a los estados que dará un aviso de 60 días antes de poner fin a la emergencia de salud pública (PHE) Covid-19. Con menos de 60 días antes del final del PHE actual, que dura hasta mediados de octubre, y sin previo aviso del HHS, se espera que el PHE se renueve nuevamente.

Ante esta situación, Farah Erzouki, Analista sénior de políticas del Centro de Prioridades Presupuestarias y Políticas (CBPP), señala que es probable que las agencias estatales de Medicaid ahora tengan hasta al menos mediados de enero para prepararse para el final del PHE y puedan tomar medidas ahora para garantizar que las personas elegibles permanezcan cubiertas cuando expire el PHE.

“El requisito de ‘cobertura continua’, parte de la Ley de Respuesta al Coronavirus de Families First 2020, prohíbe a los estados poner fin a la cobertura para la mayoría de los afiliados durante el PHE a cambio de una mayor financiación de Medicaid. Cuando finalice el PHE, las agencias estatales y locales tendrán que comenzar a revisar la elegibilidad de todos los inscritos en Medicaid, a menudo denominado ‘desenrollamiento’”, señaló Erzouki.

Con más de 80 millones de afiliados a Medicaid, deshacer el requisito de cobertura continua será una gran empresa para las agencias estatales de Medicaid. Dentro de los 14 meses posteriores al final del PHE, tendrán que revisar la elegibilidad de cada afiliado a Medicaid.

Ese trabajo incluirá conectarse con los inscritos que no han estado en contacto con la agencia en más de dos años, pueden haberse mudado y pueden no entender el proceso de renovación. Las agencias de Medicaid tendrán que hacer actualizaciones significativas a sus sistemas de elegibilidad, capacitar a los trabajadores de elegibilidad y lidiar con muchas consultas de los afiliados confundidos sobre los avisos de renovación o por qué perdieron la cobertura, todo mientras enfrentan una escasez de personal sin precedentes”, explicó la analista de CBPP.

Reconociendo la importancia de la previsibilidad y el compromiso sustancial requerido por las agencias de Medicaid, el HHS se comprometió a el año pasado para avisar con 60 días de antelación antes de finalizar el PHE.

Los estados confían en esta promesa por tiempo suficiente para planificar e implementar cambios como actualizaciones del sistema tecnológico, alcance colaborativo con organizaciones locales para inscribir a los inscritos sobre las próximas renovaciones e inicio de sus procesos de renovación.

Erzouki explica que durante el período de “desenrollamiento”, existe un riesgo sustancial de que los afiliados elegibles de Medicaid puedan perder la cobertura por razones de procedimiento, como no recibir un aviso para renovar o no devolver la documentación solicitada a tiempo. Otros afiliados podrían quedar sin seguro si ya no son elegibles para Medicaid y caen en la brecha de cobertura porque su estado no ha adoptado la expansión de Medicaid de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) o si no hacen una transición exitosa a la cobertura del mercado.

La analista señala que las pérdidas masivas de cobertura no son inevitables, y dado que es probable que el PHE se extienda al menos hasta mediados de enero, los estados tienen un tiempo valioso para planificar con anticipación para mejorar el proceso de renovación durante la relajación y más allá.

El CBPP señala que con orientación de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, los estados deben enfocar sus esfuerzos en:

– Llevar a cabo un alcance proactivo y comunicarse con los inscritos sobre las acciones que deben tomar ahora y cuando finalice el PHE

Fortalecer sus procesos de renovación para evitar pérdidas de cobertura procesal

Asegurarse de que puedan hacer una transición efectiva de los afiliados que ya no son elegibles para Medicaid a otros tipos de cobertura de bajo costo, como a través del mercado de ACA

“Es probable que las agencias de Medicaid tengan al menos cinco meses más para prepararse para la relajación”, agregó Erzouki. “Las agencias deben usar este tiempo para prepararse y hacer los cambios necesarios en sus sistemas para que las personas elegibles no pierdan su cobertura cuando finalice el PHE”.

También te puede interesar:
El Seguro Social no podrá pagar los beneficios completos para 2035 si el Congreso no hace algo al respecto
Millones inscritos en Medicaid podrían perder su elegibilidad a partir del próximo 15 de enero
Cuando termine la emergencia de salud pública por Covid, muchos quedarán sin cobertura médica, CBPP advierte