Confianza del consumidor estadounidense no levanta y cae de nuevo en noviembre

En medio de un ambiente de alta inflación, altas tasas y una desaceleración económica, las expectativas de los consumidores estadounidenses con respecto a las perspectivas a corto plazo se mantienen sombrías

El entorno económico no brinda confianza a los consumidrores estadounidenses.
El entorno económico no brinda confianza a los consumidrores estadounidenses.
Foto: Shutterstock

El Índice de Confianza del Consumidor de la Conference Board disminuyó en noviembre después de haber perdido terreno también en octubre. El último reporte muestra que el índice ahora está en 100.2, por debajo del 102.2 de octubre.

El entorno económico está pesando en el sentimiento de los consumidores estadounidenses, que en medio de una alta inflación, altas tasas de interés y una desaceleración económica, tienen menor confianza en la evolución de la economía.

“La confianza del consumidor volvió a caer en noviembre, muy probablemente impulsada por el reciente aumento en los precios de la gasolina“, comentó Lynn Franco, directora sénior de indicadores económicos de The Conference Board.

“El Índice de Situación Actual se moderó aún más y continúa sugiriendo que la economía ha perdido impulso a medida que el año termina. Las expectativas de los consumidores con respecto a las perspectivas a corto plazo se mantuvieron sombrías. De hecho, el Índice de Expectativas está por debajo de una lectura de 80, lo que sugiere la probabilidad de una recesión sigue siendo elevada“, agregó Franco.

El Índice de Situación Actual, basado en la evaluación de los consumidores de las condiciones comerciales y laborales actuales, disminuyó a 137.4 desde 138.7 el mes pasado. El índice de expectativas, basado en las perspectivas a corto plazo de los consumidores sobre las condiciones de ingresos, negocios y mercado laboral, disminuyó a 75.4 desde 77.9.

The Conference Board reporta que “Las expectativas de inflación aumentaron a su nivel más alto desde julio, con los precios de la gasolina y los alimentos como los principales culpables. Las intenciones de comprar casas, automóviles y electrodomésticos caros se enfriaron. La combinación de inflación y aumentos en las tasas de interés seguirá planteando desafíos. a la confianza y el crecimiento económico hasta principios de 2023″.

El Índice de Confianza del Consumidor de la Conference Board encontró que la evaluación de los consumidores sobre las condiciones comerciales actuales fue mixta en noviembre:

El 18.2% de los consumidores dijo que las condiciones comerciales eran “buenas”, frente al 17.7%.

– Por otro lado, más consumidores, el 26.7%, dijeron que las condiciones comerciales eran “malas”, frente al 24%.

Para el 45.8% de los consumidores, los trabajos resultaron ser “abundantes”, frente al 44.8%.

El 13.0% de los consumidores dijo que los trabajos eran “difíciles de conseguir”, sin cambios con respecto al mes pasado.

– En cuanto a las expectativas a seis meses, para el 19.9% espera que las condiciones comerciales mejoren, un poco más que el 19.6% previo.

El 22.7% espera que las condiciones comerciales empeoren, frente al 24.3%.

El 18.6 % de los consumidores espera que haya más puestos de trabajo disponibles, frente al 19.5%.

El 21.4% prevé menos puestos de trabajo, frente al 20.80%.

– Los consumidores también se mostraron más pesimistas sobre sus perspectivas de ingresos a corto plazo, donde el 17.2% espera que sus ingresos aumenten, frente al 19.6%.

– Mientras que el 16.6% espera que sus ingresos disminuyan, frente al 15.2%.

También te puede interesar:
JPMorgan prevé que EE.UU. caiga en una leve recesión económica el próximo año
Qué empresas estadounidenses están recortando empleos por temor a recesión
El 90 % de encuestados estadounidenses reportan consecuencias negativas para la salud mental por el estrés financiero