Coaliciones repudian “efectos negativos” de las enmiendas a Ley de Fianzas en Nueva York

Doce organizaciones aseguran que está aumentando las reclusiones masivas a las comunidades de color

Coaliciones repudian “efectos negativos” de las enmiendas a Ley de Fianzas en Nueva York
Plana mayor de NYPD ha atribuido a esas reformas el repunte de la violencia.
Foto: Yana Paskova / Getty Images

A seis meses de la entrada en vigencia de la ley que elimina las fianzas, para los acusados de crímenes menores y no violentos en Nueva York, 12 coaliciones que habían celebrado la aprobación de esta reforma, ahora denuncian que casi “en silencio y en medio de la pandemia del COVID-19”, el gobernador Andrew Cuomo y un grupo de legisladores aprobaron cambios técnicos que han significado un retroceso a esta “conquista de los neoyorquinos negros y latinos”.

Este jueves, en una conferencia de prensa virtual, voceros de organizaciones que luchan por la justicia racial, cambios en el procesamiento penal y la defensa de los inmigrantes, coincidieron en que se están “pisoteando” años de lucha que habían disminuido la población carcelaria en un 30%, en lo que va del 2020.

Marvin Mayfield, organizador del Centro de Alternativas Comunitarias, explicó que durante demasiado tiempo, “las fuerzas de la ley y el orden han dañado a las personas de color. Los retrocesos de las reformas a la ley de fianza son devastadores. Hacemos un llamado a los legisladores, para que usen todas sus herramientas para detener este retroceso”.

Desde la entrada en vigor el pasado 1 de enero de esta legislación que forma parte de una serie de cambios en la administración de la justicia penal en el estado, surgieron muchas inquietudes sobre sus efectos en la seguridad pública.

Desde su aprobación, el espíritu de la legislación fue blanco de críticas por parte de algunos sectores que argumentan que  muchas personas pueden quedar en libertad, aunque tengan serios antecedentes penales, sean potencialmente peligrosas o protagonicen crímenes de odio.

Coaliciones aseguran que la población carcelaria y en otros centros de detención, se había reducido en un 30%. (Foto: Archivo)

Cuomo: “Necesitaba algunos ajustes”

Durante las negociaciones presupuestarias en marzo, el Gobernador y los líderes legislativos acordaron revertir algunas de las reformas.

Agregaron varios crímenes para volverlos elegibles para libertad bajo fianza, incluidos robos de segundo grado, promoción de pornografía infantil y homicidio vehicular, un delito asociado con muertes por conducir ebrio.

Además, dieron a los fiscales más tiempo, hasta 35 días, para entregar pruebas contra los acusados.

Cuomo explicó que aunque estaba orgulloso de las leyes originales de reforma de fianzas, necesitaban algunos ajustes.

“Estoy muy orgulloso de la reforma de la fianza que hicimos el año. Y creo que las mejoras que hicimos este año también son las correctas”, dijo el pasado 2 de abril.

En varias oportunidades el propio comisionado de Policía Dermot Shea, al mostrar las estadísticas en ascenso de la criminalidad en la ciudad, no ha dejado de atribuir esta peligrosa tendencia los efectos de estas reformas.

Pero las supuestas “lagunas” de la reforma se volvieron a poner sobre la mesa cuando la mayoría de los saqueadores detenidos “in fraganti” por el NYPD en las protestas por la muerte de George Floyd, quedaron en libertad sin fianza para frustración de centenares de comerciantes afectados.

“Una vuelta al pasado”

El reverendo Winnie Varghese, director de Justicia y Reconciliación en la Iglesia Trinity Wall Street, opinó que es doloroso que luego de años en los cuales se demostró que el sistema de fianzas, tal como estaba concebido, solo criminalizaba la pobreza y a las minorías, ahora se experimente una vuelta al pasado.

“Las peleas morales, son peleas legales. La reforma de la libertad bajo fianza podría haber sido histórica, pero en cambio fue revertida por el gobernador Cuomo. La fianza en efectivo perjudica enormemente a nuestros vecinos. Debemos hacer todo lo posible para mantener a la gente fuera de la cárcel”, aseveró el activista.

Exigen ley para frenar detenciones en cortes

Además de pedir el cese inmediato de las enmiendas al sistema de fianza, las organizaciones exigen al Gobernador y a la Asamblea Estatal que aprueben otras legislaciones de justicia penal, entre las cuales se incluye la prohibición tajante de que la Oficina para el Control de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) realice detenciones en las cortes del estado.

José Chapa, líder del Proyecto de Defensa de Inmigrantes (IDP), recordó que los inmigrantes a la vez que son afectados por tasas desproporcionadas y alarmantes COVID-19, tienen también que enfrentar las acciones de ‘La Migra’.

“Se debe abordar la violencia en todas sus formas y eso incluye proteger a los inmigrantes neoyorquinos de la vigilancia policial de ICE. Este momento exige cambios audaces”, argumentó Chapa.

El vocero de IDP asegura que en los últimos años solo se tuvo una pausa en este tipo de detenciones, por el cierre de las cortes por la pandemia, pero persiste el pánico a buscar justicia en los tribunales penales, familiares y civiles.

Aunque hace un par de semanas un juez de Nueva York prohibió a ICE llevar a cabo el arresto de inmigrantes en los tribunales del estado, producto de una demanda presentada el año pasado por la Fiscalía General de Nueva York y del Distrito de Brooklyn, los activistas consideran que una ley aprobada en Albany daría protecciones más definitivas a los inmigrantes.

Propuestas con impacto en la justicia penal:

  • Una nueva legislación que permitiría a la Junta Estatal de Libertad Condicional proporcionar una evaluación para la posible liberación de libertad condicional, a las personas encarceladas con 55 años años de edad o más que ya han cumplido 15 años de pena.
  • La Ley de Alternativas Humanas a la Reclusión Solitaria a Largo Plazo (HALT) pondría fin a la “tortura” de la reclusión solitaria prolongada.
  • Revocación de la práctica policial Walking While Trans, la cual terminaría con la criminalización de caminar con fines de prostitución, que de acuerdo a las coaliciones afecta desproporcionadamente a personas transgénero de color.

Las coaliciones demandantes:

Brooklyn Community Bail Fund, Brooklyn Defender Services, Center for Community Alternatives, #HALTsolitary Campaign, Legal Aid Society, New Hour for Women and Children, New York County Defender Services, NY Immigration Coalition, Parole Evaluation Project, Release Aging People in Prison (RAPP) Campaign, VOCAL-NY y Walking While Trans Coalition