Kim Kardashian y un grupo de celebridades boicotean Facebook y protestan ante el discurso de odio y noticias falsas

La campaña "Stop Hate for Profit" solicita a los usuarios abstenerse de publicar en la plataforma durante 24 horas
Kim Kardashian y un grupo de celebridades boicotean Facebook y protestan ante el discurso de odio y noticias falsas
Kim Kardashian llamó a participar en el boicot en contra de las plataformas de Facebook.
Foto: David Livingston / Getty Images

Un grupo de personalidades del espectáculo, entre ellas Kim Kardashian, han decidido tomar un descanso de 24 horas en las redes sociales de Facebook para protestar ante los discursos de odio y la desinformación que circulan en todas las plataformas de la compañía.

Un pequeño grupo de celebridades está tomando un descanso de 24 horas en las plataformas que magnifican su fama para protestar de lo que ellos ven como el fracaso de Facebook para controlar la desinformación y el discurso de odio.

La campaña, #StopHateForProfit, está dirigida a la compañía y a su filial Instagram que junto a Kim se han unido Katy Perry, Michael B. Jordan, Ashton Kutcher, Sacha Baron Cohen y Mark Ruffalo, entre otros. Todos han acordado no publicar nada en sus cuentas este miércoles.

Cohen ha sido un crítico desde hace mucho tiempo de Mark Zuckerberg, el director ejecutivo de Facebook, y ha argumentado que la plataforma funciona como un editor y como tal debe ser responsable del material que es publicado en su plataforma.

En declaraciones el pasado noviembre ante la Liga Antidifamación, Cohen dijo: “Es hora de llamar finalmente a estas empresas lo que realmente son, las mayores editoriales de la historia. Y aquí hay una idea para ellos: cumplir con las normas y prácticas básicas, como lo hacen los periódicos, revistas y noticias de televisión todos los días”, informó The Guardian.

Kardashian West, cuya presencia en las redes es constante, tuiteó: “Me encanta poder conectarse directamente con ustedes a través de Instagram y Facebook, pero no puedo quedarme sentada y callada mientras estas plataformas siguen permitiendo la propagación del odio, la propaganda y la desinformación, creada por grupos para sembrar la división y separar a América sólo para tomar medidas después de que la gente es asesinada. La desinformación compartida en los medios de comunicación social tienen un grave impacto en nuestras elecciones y socava nuestra democracia. Por favor, únanse a mí mañana cuando voy a congelar mi cuenta de Instagram y Facebook para decirle a la plataforma que #StopHateForProfit”.

La campaña es parte de un esfuerzo mayor de organizaciones de derechos civiles como la NAACP, Color of Change y la ADL y busca llamar la atención a las políticas de Facebook mientras se hacen llamados para que el gigante de los medios sociales sea regulado o incluso dividido ante una acción antimonopolio.

En agosto, durante el tiroteo de Kenosha, varias organizaciones solicitaron cambiar las políticas de la red social al decir que “el papel de Facebook en el tiroteo, es un recordatorio de que cambiar las políticas sin cambiar la aplicación significa poco. Refuerza el hecho de que hay vidas en juego”, dice la coalición según un reporte de la NPR.

Después del lamentable hecho, Facebook eliminó las cuentas y páginas pertenecientes tanto al tirador como a un grupo llamado Guardia de Kenosha que alentó la violencia pero sólo después de haber recibido mucha atención.

Un boicot liderado por varias organizaciones durante el mes de julio involucró a más de 1,000 empresas hasta que días después Facebook publicó los resultados de una auditoría independiente que había encargado. El informe culpaba a la compañía por “decisiones irritantes y desgarradoras”, incluyendo permitir los mensajes del Presidente Donald Trump que señalaron “que claramente violan las políticas de la compañía sobre el odio, los discursos violentos; eximiendo a los políticos de la verificación de hechos por parte de terceros; y siendo reacios a limitar la información errónea sobre la votación”.

A principios de agosto Facebook eliminó por primera vez un mensaje publicado por el presidente Trump argumentando que la publicación violaba su política contra la difusión errónea sobre el COVID-19.

Te podrá interesar: