Cuáles son las 7 peores bebidas para tu cuerpo

No solo el alcohol y los refrescos son las bebidas que afectan a tu cuerpo, también hay algunas que se disfrazan de saludables y que puedes estar bebiendo con frecuencia

Algunos jugos pueden tener la misma cantidad de azúcar y calorías que un refresco.
Algunos jugos pueden tener la misma cantidad de azúcar y calorías que un refresco.
Foto: Polina Tankilevitch / Pexels

Cuando se habla de bebidas que dañan tu cuerpo, de manera casi inmediata puedes pensar en los refrescos y el alcohol. También hay muchas bebidas que aparentemente son saludables y que en realidad pueden hacerte más mal que bien, hola jugos de fruta.

1. Jugos de fruta

Los jugos de frutas suelen promocionarse como bebidas saludables e incluso como remedios para perder peso. Los jugos pueden tener la misma cantidad de azúcar y calorías que un refresco. Aun siendo 100% de frutas, la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH) recomienda limitarlos.

Una Coca-Cola en lata de 12 onzas tiene 140 calorías, mientras que solo 8 onzas de jugo tienen entre 100 y 150 calorías

El jugo de los extractores y los jugos embotellados carecen de fibra y algunos nutrientes que se destruyen o eliminan durante el procesamiento. Sin fibra, se digieren rápidamente y no son tan satisfactorios, y pueden causar picos de azúcar en la sangre. Es mejor consumir la fruta entera. Una naranja tiene dos veces más fibra y la mitad de azúcar que un vaso de jugo de naranja de 12 onzas.

2. Té helado dulce

Foto: Pexels/Pixabay

El té es una bebida saludable (Camellia sinensis) ya sea negro, verde o oolong (rojo) tiene compuestos químicos llamados polifenoles, o flavonoides que actúan como antioxidantes, que controlan los efectos dañinos de los radicales libres en el cuerpo.

Pese a que el té puede ser beneficioso, el té clásico sureño no lo es ya que tiene una gran cantidad de azúcar agregado. Las bebidas embotelladas o en restaurantes pueden tener hasta 150 calorías en una porción de 12 onzas.

“Más allá del aumento de peso, el consumo rutinario de estas bebidas con alto contenido de azúcar puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y otras enfermedades crónicas. Además, un mayor consumo de bebidas azucaradas se ha relacionado con un mayor riesgo de muerte prematura”, explica la HSPH.

3. Leches endulzadas

Foto: Shutterstock

La leche tiene azúcar de manera natural (lactosa), pero hay algunas bebidas no lácteas, comúnmente llamadas “leches vegetales” como la leche de almendras, la leche de anacardo y la leche de soja que se promocionan como bebidas más saludables la leche de vaca.

Hay muchas variedades de leches vegetales que están aromatizadas y endulzadas con una buena cantidad de azúcar agregado. Una taza de leche de almendras con sabor a chocolate puede contener más de 21 gramos de azúcar agregado, lo que equivale a más de 5 cucharaditas.

4. Café de lujo

 

Regresa el Pumpkin Spice Latte a Starbucks
Foto: Naomi Baker/Getty Images

El café es considerado una bebida saludable si se consume con moderación y sin azúcar. Una taza de café sencillo tiene menos de 5 calorías y no contiene grasa, de acuerdo Mayo Clinic. Pero una si la bebida con café tiene azúcar, crema y además jarabe, puede tener más del triple de calorías que una lata de refresco.

Tan solo dos cucharadas de crema batida espesa suma 101 calorías. El frappuccino crumble de galletas de moca (16 onzas) de Starbucks tiene 470 calorías. La mezcla viene también con 15 gramos de grasa saturada y 57 gramos de azúcar.

Foto: Shutterstock

5. Bebidas energizantes y bebidas deportivas

Las bebidas energéticas tienen tanta azúcar como los refrescos, suficiente cafeína para elevar la presión arterial y aditivos cuyos efectos sobre la salud a largo plazo se desconocen. Es mejor pasarlas por alto, tampoco se recomienda combinarlas con alcohol.

Por otro lado, las bebidas deportivas están diseñadas  para proporcionar a los atletas carbohidratos, electrolitos y líquidos durante los entrenamientos de alta intensidad. Si no estás entrenando para un maratón o un triatlón, no tendrías necesidad de una bebida deportiva que te sume azúcar y calorías adicionales.

6. Refrescos (incluidos los de dieta)

Foto: PxHere

La lata promedio de refresco endulzado con azúcar proporciona alrededor de 150 calorías, casi todas de azúcar agregada. Una lata típica de refresco puede tener el equivalente de 10 cucharaditas o más de azúcar.

La Asociación Americana de Diabetes señala que las personas que consumen bebidas azucaradas con regularidad (de 1 a 2 latas al día o más) tienen un riesgo 26% mayor de desarrollar diabetes tipo 2 que las personas que rara vez toman estas bebidas.

Los refrescos de dieta no serían mejores opciones. El cerebro humano responde a la dulzura con señales de comer más. Sin embargo, al proporcionar un sabor dulce sin calorías, las bebidas light o de dieta pueden hacer que deseemos más alimentos y bebidas dulces, lo que puede sumar un exceso de calorías.

7. Alcohol

Foto: Social Butterfly/Pixabay

El alcohol puede aumentar tu riesgo de enfermedades aun cuando se tenga un consumo moderado. Una sola bebida de alcohol al día puede ocasionar enfermedades crónicas como el cáncer, según el Instituto Nacional del Cáncer.

Te puede interesar: